Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

El estrés de los estudiantes y la automedicación

Por trabajo, por estudios, por cambios emocionales o por la intriga a nuevos rumbos en la vida, el estrés se presenta en las personas por demandas de distinta índole y, constantemente, hay que lidiar con él. Terminada la primera mitad del año –y sobre todo en los estudiantes- la pregunta es cómo hacerlo.

Fuente: Dr. Juan José Trebilcock, psiquiatra y miembro de la Unidad de Adicciones de UC CHRISTUS.

Psiquiatría

ver contenidos
El estrés de los estudiantes y la automedicación

Al acabar el primer semestre, la gran mayoría de las personas manifiesta agotamiento. En el caso de los estudiantes de educación superior, durante este periodo, no tan solo aumenta la carga académica, sino que también los niveles de estrés y de ansiedad producto de la presión por no reprobar las asignaturas.

Para evadir este problema, y según los resultados de la Primera Encuesta Nacional de Salud Mental Universitaria de Chile, un 23,6% de los encuestados consume alcohol entre una a cuatro veces por semana. Con la misma periodicidad, un 13,5% consume marihuana y 10,8% opta por el tabaco. Además, un 9% afirma ingerir ocasionalmente tranquilizantes y un 3,2% prefiere, de vez en cuando, la cocaína.

El doctor Juan José Trebilcock, psiquiatra y miembro de la Unidad de Adicciones de UC CHRISTUS, define el estrés como “la respuesta del organismo frente a una señal de alarma. Actualmente, hay un sinnúmero de situaciones que pueden despertar dichas respuestas. En el caso puntual de los estudiantes, los términos de semestre suponen una situación de alta carga académica y evaluaciones que se acompaña con mayor número de síntomas ansiosos. Es importante aclarar que la demanda académica no es la único factor que influye en la aparición de estos cuadros”, puntualiza.

Si bien el estrés no siempre es negativo e incluso permite mejorar el rendimiento, es importante tratarlo para que no se convierta en estrés crónico, el cual “es un factor de riesgo para presentar distintos trastornos mentales, desde ansiosos a depresivos. Incluso en estos casos también se presentan cuadros de abuso de sustancias. En algunos episodios particulares podría presentar ideación o conductas suicidas”, señala Trebilcock. 

En cuanto a los síntomas físicos, el estrés se puede manifestar con: cefalea, dolores musculares, dolor abdominal, palpitaciones y boca seca, entre otras.

Automedicación, bebidas energéticas y alcohol 

El doctor Trebilcock enfatiza en la importancia de ingerir medicamentos para tratar el estrés solo en casos puntuales, siempre después de una correcta evaluación médica y evitando la automedicación, ya que son fármacos con un alto riesgo de adicción. El uso indiscriminado de tranquilizantes, como alprazolam, clonazepam y diazepam puede producir problemas de memoria, concentración, descoordinación motora, caídas, habla incoherente, somnolencia o respuestas paradójicas con exaltación anímica, siendo todos efectos negativos para el organismo. El especialista además destaca que si combinamos estos fármacos con alcohol, “puede producir episodios de pérdida de conciencia. Asimismo, la mezcla con bebidas energéticas -que en su mayoría contienen estimulantes como metilfenidato o modafinilo- aumentan los efectos secundarios como palpitaciones, hipertensión, inapetencia e insomnio”. 

Consejos para manejar el estrés en los estudiantes

Planifícate: es aconsejable preparar con antelación las tareas y quehaceres, destinándoles el tiempo adecuado que requieren.

Incorpora actividades recreativas: practicar algún deporte podría ser una buena opción, así como mantener el contacto con amigos y familiares. Destínale tiempo a un hobbie de tu gusto.

No abuses del alcohol, las drogas y evita la automedicación: es muy importante estar atento a las señales de fatiga y agobio. En caso de presentarlas, solicita ayuda a un especialista.