Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

El desconocido rol de las estatinas

Usadas en el mundo entero para bajar el colesterol, también son útiles para bajar la presión, mejorar la función cardiaca o prevenir arritmias.

Programa de Enfermedades Suprarrenales

ver contenidos
El desconocido rol de las estatinas

La más importante revista del área cardiovascular y una de las más prestigiosas del mundo –Circulation- publicó en noviembre de 2015 un editorial y un novedoso estudio realizado por el doctor René Baudrand, endocrinólogo de Red de Salud UC CHRISTUS y parte del Departamento de Endocrinología de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

El doctor Baudrand realizó este trabajo durante su postgrado en la Universidad de Harvard, en la que durante dos años se especializó en hormonas suprarrenales en la Unidad de Cardio-endocrinología del Hospital Brighman and Women.

La investigación describe por primera vez que las estatinas tienen un hasta ahora desconocido efecto en disminuir la producción de aldosterona, hormona suprarrenal indispensable para regular la presión arterial pero que en exceso está asociada a hipertensión, infartos, alteraciones del colesterol y/o síndrome metabólico.

Las estatinas son un conocido tratamiento para la dislipidemia o exceso de colesterol y es el medicamento más usado en el mundo dado que reducen sustancialmente los infartos, los accidentes cardiovasculares y la mortalidad con un muy buen perfil de seguridad.

Las estatinas tienen efectos difíciles de explicar solo por la reducción de LDL (o colesterol malo) como bajar la presión, mejorar la función cardiaca o prevenir arritmias. Además otras intervenciones para bajar el colesterol (como la dieta, los fibratos o la niacina) no han mostrado los mismos beneficios lo que ha llevado a postular que las estatinas tienen efectos pleiotrópicos o no tradicionales más allá de su efecto en la bajar del colesterol.

También existe una fuerte evidencia de que el exceso de aldosterona, por su efecto en la presión arterial y la reabsorción de sal, se asocia a mayor gravedad y prevalencia de enfermedades cardiovasculares y también a mayor mortalidad cuando está desregulada. En este estudio se demostró que el uso de estatinas  se asocia a más de un 30% de disminución en los niveles de aldosterona en 2 protocolos en humanos, independientes, que evaluaron la modulación de aldosterona en respuesta a la manipulación sal en la dieta y la infusión de la hormona que regula la aldosterona (angiotensina II).

Específicamente, el uso  de  estatinas lipofílicas (como simvastatina o atorvastatina) se asoció con menor producción de aldosterona  en comparación con las estatinas hidrofílicas (como pravastatina y rosuvastatina), pero los niveles de cortisol (otra hormona suprarrenal) no se vieron afectados, tanto en humanos como en estudios confirmatorios en ratones.

“Nuestros hallazgos sugieren que solo algunas estatinas pueden inhibir específicamente la producción de aldosterona de la glándula suprarrenal, y por lo tanto este es un nuevo y no tradicional mecanismo por el que este medicamento impacta positivamente la salud cardiovascular, la cual es la primera causa de muerte de nuestro país”, explica el doctor René Baudrand.