Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

A niños aburridos, padres creativos

Las vacaciones de los niños no solo significan terminar por un par de semanas con la rutina diaria y jugar todo el día, pues ello también conlleva un mayor grado de preocupación por el cuidado y seguridad de los más chicos.

Pediatría

ver contenidos
A niños aburridos, padres creativos

Mientras tú trabajas, tus niños quedan en casa y, si son pequeños, quedan generalmente a cargo de un familiar o de una persona contratada para ese fin. Las vacaciones, se dice, son para descansar y recargar las pilas. Pero también el tiempo en que los niños ya no tienen su rutina habitual y tienen que hacer frente a muchas horas libres. Surge entonces la frase recurrente: ¡estoy aburrido!

Estar de vacaciones no es sinónimo de jugar TODO el día. Es importante que exista un equilibrio entre el dormir y comer bien, tener actividades al aire libre, compartir con los pares, jugar y también realizar actividades relacionadas con el colegio (ejercicios de matemáticas, leer, escribir) con la finalidad de regresar en adecuadas condiciones a clases.

No hay que olvidar que las vacaciones también pueden ser una oportunidad para aprender con otras experiencias y con la que los papás pueden aprovechar de estimularlas.
Tampoco se trata de llenarlos de cosas por hacer. Recuerda que el ocio es también parte del aprendizaje. Por eso, nuestros especialistas te sugieren:

El tarro del aburrimiento

Las vacaciones son el momento para impulsar la creatividad de los niños. Acompáñalos a descubrir sus habilidades.

En ocasiones el aburrimiento también puede responder a una petición de compañía. Si tienes que trabajar, intenta buscar momentos para generar espacios de encuentro y juego.

Una idea genial es armar un “tarro” del aburrimiento. Puedes poner dentro de un recipiente plástico o un tarro muchos papelitos con actividades que los niños puedan realizar cuando estén aburridos. Recuerda que no siempre es necesario pensar en grandes juegos. Algunas sugerencias:

Pon a prueba tu propia creatividad pensando de qué manera tus hijos pueden disfrutar de sus vacaciones sin tener que estar encerrados viendo televisión o jugando en una consola.