Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Mi hijo tiene una hernia

Las hernias inguinales y umbilicales son las más frecuentes en la primera infancia. Se estima que entre el 3% al 5% de los recién nacidos pueden presentar una hernia inguinal. La prevalencia aumenta en prematuros en las que puede estar presente en hasta un tercio de los niños.

Colaboración: Dr. Alejandro Zavala
Cirujano pediátrico y Profesor asociado, Facultad de Medicina UC

facebook twitter

Pediatría

ver contenidos
Mi hijo tiene una hernia

¿Qué es una hernia?

Una hernia ocurre por un defecto u orificio en una pared abdominal –que es la encargada de mantener los órganos en su lugar- a través de la cual se forma un saco o repliegue que puede contener líquido, tejido del abdomen o parte de un órgano.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico es esencialmente clínico. En el examen físico, con el niño desnudo, el médico busca la hernia que se describe como una masa de consistencia blanda que aparece en la región inguinal o abdominal y que puede reintroducirse en la cavidad abdominal. Es importante, además, evaluar los genitales y la presencia de ambos testículos en el escroto.

Las hernias inguinales y umbilicales son las más frecuentes en la primera infancia. Se estima que entre el 3% al 5% de los recién nacidos pueden presentar una hernia inguinal. La prevalencia aumenta en prematuros en las que puede estar presente en hasta un tercio de los niños.

La hernia inguinal es 8 veces más frecuente en niños que en niñas ya que se asocia a la falta del cierre del canal inguinal por el descenso de los testículos.

Las hernias umbilicales, en tanto son muy frecuentes en el primer año de vida y pueden afectar hasta el 4% de los recién nacidos. Las hernias umbilicales tienen la característica de ir cerrando con la edad y en la mayoría de los casos ello ocurrirá espontáneamente. Por eso, la indicación es esperar este cierre espontáneo hasta los 5 años de edad.

¿Cómo se tratan las hernias?

Su tratamiento es siempre quirúrgico. La reparación debe ser lo antes posible una vez hecho el diagnóstico, pero no es una urgencia. El riesgo es que el contenido salga por el orificio de la pared y no pueda devolverse a la cavidad abdominal. Ello puede hacer que este contenido no reciba sangre en forma adecuada lo que se conoce como hernia estrangulada que puede llevar a una cirugía de urgencia.

La cirugía, en ambos tipos de hernia, se realiza con anestesia general y en procedimientos ambulatorios que permiten el pronto regreso del niño a su hogar. Ocasionalmente pueden requerir se una noche de hospitalización.