Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

La amenaza del Enterovirus D68

Ministerio de Salud advierte eventual llegada de este agente infeccioso que causa problemas respiratorios, especialmente en los niños.

Pediatría

ver contenidos
La amenaza del Enterovirus D68

En Estados Unidos, un extraño virus está afectando principalmente a niños menores de 5 años, quienes experimentan síntomas similares a los de un resfrío. El Enterovirus D68 apareció en ese país en agosto pasado y se ha expandido ya por 11 estados.

En Chile, las autoridades de salud han alertado acerca de la eventual llegada de este virus a nuestro país. El subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows, afirmó que la vigilancia epidemiológica está preparada para detectarlo y que, en la medida, en que aumente el riesgo se irán tomando mayores medidas de precaución.

El Enterovirus D68 se trasmite a través del aire cuando las personas infectadas estornudan o tosen. Su periodo de incubación fluctúa entre los 3 y los 6 días. Los más propensos a adquirirlo son los niños menores de 5 años. Sus síntomas son secreción nasal, estornudos y tos. El cuadro puede prolongarse por cerca de diez días. Sin embargo, los enterovirus pueden también provocar complicaciones como la miocarditis o inflamación del músculo del corazón. Esta cepa, en particular, produce cuadros de obstrucción bronquial que pueden ser muy severos y requerir incluso de ventilación mecánica.

La gran cantidad de viajes que se realizan cada día entre Chile y Estados Unidos es un factor de riesgo para que el agente infeccioso llegue a nuestro país. La doctora Katia Abarca, infectóloga pediátrica de la Red de Salud UC CHRISTUS,  explica que es raro que los enterovirus sean tan graves como el detectado en Estados Unidos y opina que no necesariamente generará un brote en Chile.

“Afortunadamente, tenemos cierto aislamiento geográfico que nos permite. Por lo demás, no siempre estos virus se expande en grandes áreas”, dice.

Como no existe vacuna disponible para este virus, es imprescindible adoptar precauciones. Las medidas de prevención recomendadas son las mismas que se promovieron durante la pandemia de la gripe H1N1. Es decir: