Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Fruta en vez de jugos

Academia Americana de Pediatría advierte que no son un aporte a la nutrición y que contienen demasiada azúcar y poca fibra.

Pediatría

ver contenidos
Fruta en vez de jugos

La fruta no es lo mismo que los jugos que se preparan con ellas. Muchos papás creen que son saludables y aportan vitaminas y minerales a los niños.Pues bien, la Academia Americana de Pediatría modificó sus recomendaciones en torno a la ingesta de jugos de fruta natural en niños menores de un año aun cuando no tengan azúcar añadida.

Según los expertos, estos jugos no ofrecen ningún beneficio nutricional en los más pequeños y no deben estar incluidos en su dieta. Melvin B. Heyman, uno de los autores de la comunicación de la Academia que fue publicada en su sitio web, advierte que las jugos no son un buen sustituto de la fruta fresca. "En cantidades pequeñas está bien para los niños mayores, pero es absolutamente innecesario para los niños menores de un año".

La nueva postura de la Academia Americana de Pediatría se relaciona con la exposición excesiva a los hidratos de carbono aumentan el riesgo de caries, sobrepeso y alteraciones del sueño.

La doctora Salesa Barja, pediatra y especialista en nutrición pediátrica de Red de Salud UC CHRISTUS, reconoce incluso los pediatras chilenos los recomiendan como una buena práctica. El problema -dice en entrevista publicada por La Tercera- es que muchas mamás los dan en cantidades excesivas. Lo adecuado es acostumbrar a los niños a beber agua y dejar la fruta como postre ya que aporta fibra de buena calidad. Un jugo, dicen los expertos concentra más azúcar y ocupa un gran volumen en el estómago. Además, puede provocar molestias gástricas.

La doctora Barja añade que cuando un niño come una fruta tritueada recibe las propiedades benéficas de la fibra, que ayuda a que el azúcar no se absorba tan rápido.

La nutricionista Valentina Uauy, de Clínica San Carlos de Apoquindo, dice que lo indicado es que los niños exploren con las fruts, que conozcan sus texturas, sus olores y sus sabores. Dice que las papillas de frutas ayudan a la deglución y enteras, en niños más grandes, favorecen el hábito de la masticación.