Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Reserva cognitiva, un tesoro para la vejez

En el Día Mundial del Cerebro, expertos afirman que seguir aprendiendo a lo largo de la vida es una alternativa concreta para prevenir el Alzheimer. Y eso incluye mantener estilos de vida saludables y una vida social activa.

facebook twitter

Neurología

ver contenidos
 Reserva cognitiva, un tesoro para la vejez

El aprendizaje social, cultural e intelectual aumenta el número de redes neuronales dandio forma a lo que se conoce como "reserva cognitiva". Es esta reserva cognitiva la que la ciencia ha confirmado como la mejor receta para retrasar e incluso impedir el desarrollo de los síntomas de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

No es un nuevo descubrimiento. Ya a finales de los 80, investigadores de la Universidad de California realizaron autopsias en los cadáveres de 137 adultos mayores residentes en casas de reposo e hicieron una correlación entre la función cognitiva evalyuada en vida y los hallazgos cerebrales encontrados en la autopsia. Para sorpresa de los científicos, los estudios postmortem encontraron que un porcentaje de los cerebros analizados presentaban placas seniles y ovillos neurofibrilares (hallazgos característicos del Alzheimer) sin que hayan presentado síntomas de la enfermedad.

Estos hallazgos fueron corroborados en el “Estudio de las Monjas” (publicado en Annals of Internal Medicine por el doctor David Snowdon, 2003) sobre envejecimiento cerebral realizados a más de 600 religiosas. Se encontró también que los cerebros de estos pacientes pesaban más y tenían una mayor cantidad de neuronas. La teoría de los expertos fue que tener una reserva de neuronas o“reserva cognitiva”, podría mantener los síntomas de la Enfermedad de Alzheimer a raya, aún habiendo iniciado el proceso patológico a nivel cerebral. Estudios nacionales demuestran, por ejemplo, que personas con educación escolar incompleta tienen 3 veces más riesgo de padecer una demencia que aquellos con escolaridad completa. (ENDEAM 2009 -2010: Encuesta Nacional del Adulto Mayor).

Esta “reserva cognitiva” es lo que actuará como un escudo protector en contra de los síntomas del Alzheimer. No impide que la  enfermedad neurológica aparezca, pero  actuará  como armadura ante la pérdida de memoria, los olvidos y la desorientación propia de fases más avanzadas de la demencia, retrasando o evitando la aparición de la enfermedad.

¿Qué es la reserva cognitiva?

Es fortalecer la estructura y el funcionamiento cerebral de manera que desarrolle la habilidad de encontrar maneras alternativas de resolver problemas, es decir, que al momento de encontrarse con alguna dificultad, el cerebro cambia su forma de operar para enfrentar los desafíos, buscando nuevos recursos para lograr su objetivo. Esto favorece la interconexión entre neuronas, enriqueciendo y promoviendo la formación de redes neuronales que ofrecen una variedad de recursos adaptativos que se potencian gracias al aprendizaje.

¿Cómo se desarrolla la reserva cognitiva?

Aprendiendo. Desde un idioma, una profesión, un  juego, una nueva receta o un instrumento musical.  Todo aquello que implique desafiar nuestros  conocimientos,  estimulando al cerebro, ayuda a que se formen más redes neuronales y, por ende, una “reserva cognitiva” más potente.

El doctor Patricio Sandoval, neurólogo de Red de Salud UC CHRISTUS, explica que la reserva cognitiva está en permanente desarrollo.  “Cuando aprendemos a hacer algo que no sabíamos, cuando disfrutamos de una experiencia nueva como salir con amigos, o aprendemos a tocar un instrumento musical, cuando leemos un libro o jugamos cartas, estamos protegiéndonos de los síntomas de la enfermedad Alzheimer", dice. Advierte que no se trata de hacer algo que ya se domine. "Jugar Sudoku durante años no sirve. Para prepararse para un buen envejecimiento cerebral es fundamental tener también hábitos de vida saludables como una alimentación adecuada, practicar actividad física regularmente, controlar las enfermedades crónicas como la hipertensión arteral y la diabetes y, además, mantener una activa vida social.  “Crear redes sociales es una muy buena manera de crear redes neuronales y potenciar la ‘reserva cognitiva’”, concluye el médico.

Algunas ideas para reforzar la reserva cognitiva