Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Luz de esperanza para enfermos de Parkinson

Científicos desarrollan procedimiento que permite tomar una célula, transformarla en una neurona sana e implantarla luego en el cerebro.

Neurología

ver contenidos
Luz de esperanza para enfermos de Parkinson

La enfermedad de Parkinson es una patología degenerativa del sistema nervioso, en la que buena parte de los síntomas, al menos al comienzo del proceso, se debe a la muerte de un grupo especial de neuronas, encargadas de producir una sustancia llamada dopamina. 

La falta de dopamina en el cerebro, ocasiona lentitud de los movimientos, rigidez en los músculos, temblor y otros trastornos como estreñimiento, alteraciones del sueño, desánimo, entre otros.

Desde hace años, se ha considerado que la reposición de esas neuronas muertas, productoras de dopamina, constituiría un alivio para las personas afectadas con esta enfermedad. 

En nuestro país, un grupo de investigadores del Centro de Gerociencia, Salud Mental y Metabolismo de la Universidad de Chile busca comprender cómo cierto tipo de células madre, llamadas pluripotenciales inducibles, podrían reemplazar tejidos dañados del cerebro. En el grupo participa Soledad Matus, bioquímica y doctorada en Ciencias de la Universidad Católica, quien explica que este proceso permitiría diseñar terapias para combatir enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson.

“Desde su descubrimiento, las células madre, obtenidas por diversos métodos y de distintas fuentes, han sido una esperanza para los pacientes de Parkinson y continúa hoy como un activo campo de investigación básica y clínica en este grupo”, relata el doctor Carlos Juri, neurólogo y especialista en trastornos del movimiento de Red de Salud UC CHRISTUS. 

La doctora Matus explicó en una entrevista publicada recientemente que las células madre adultas pueden ser extraídas de la piel o del tejido adiposo y que tienen sus propias características para reprogramarlas de modo que puedan ser parte de otro órgano o tejido de nuestro cuerpo. En el caso de los enfermos con Parkinson, estas células reprogramadas podrían ser transformadas en neuronas dopaminérgicas que son las que se mueren con la enfermedad. 

El doctor Juri sostiene que aún no ha logrado demostrarse con certeza la utilidad de las células madre y que persiste la inquietud respecto de distintos aspectos. Entre ellos, qué tipo de célula usar, en qué pacientes, en qué etapa de la enfermedad, en qué región del cerebro deben implantarse y muchos otros. 

A pesar de todo, afirma, es una buena noticia que exista cada vez más investigación en torno al tema. “Ciertamente, solo de ese modo podrán resolverse las preguntas al respecto, y mucho más importante, podremos encontrar más y mejores tratamientos para nuestros pacientes que necesitan mejores opciones de las que disponemos hoy”, dice.