Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Buen descanso y cambio de hora

Este sábado 14 de mayo, por disposición del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, nuevamente se moverá nuestro horario. A partir de la medianoche, nuestro reloj marcará una hora menos.

Neurología

ver contenidos
Buen descanso y cambio de hora

La medida dispone que el horario de invierno se mantendrá hasta la medianoche del sábado 13 de agosto. Así, deberemos poner atención con todos los equipos electrónicos cuyas programaciones se ven afectadas con este movimiento horario. Pero –sobre todo- con nuestro propio organismo que sufre, aunque a veces no nos percatemos, cuando debe ajustar su reloj biológico.

La doctora Julia Santin, neuróloga y directora del Centro del Sueño de Red de Salud UC CRHISTUS, explica que este cambio de horario tiene un impacto menos negativo que el de retomar el horario de verano. “Al menos la primera noche, dormimos una hora más. Además, durante tres meses oscurecerá más temprano lo que puede ayudar a quienes padecen dificultad para conciliar el sueño y a quienes suelen dormirse tarde y despertar también tarde”, dice.

Sin embargo, es preciso tener en cuenta que podríamos experimentar algunos efectos negativos como somnolencia, irritabilidad, dificultad de concentración, fatiga, baja en el rendimiento, menor productividad y malestar general, entre otros. Afortunadamente, estos síntomas suelen ser transitorios y repercutir poco sobre nuestra salud.

Decálogo del sueño

La Asociación Mundial de Medicina del Sueño ha elaborado 10 reglas esenciales para un buen dormir:

  1. Fijar la hora de dormir y despertar.
  2. No dormir durante el día. Si lo hace, no duerma por más de 45 minutos.
  3. No beber alcohol en cantidad excesiva cuatro horas antes de dormir.
  4. No tomar cafeína seis horas antes de acostarse. Ello incluye café, té, bebidas cola y chocolate.
  5. No ingerir comidas abundantes, picantes o muy dulces cuatro horas antes de acostarse. Un refrigerio ligero antes de ir a dormir es aceptable.
  6. Hacer ejercicio regularmente, pero no antes de ir a dormir.
  7. Dormir en una cama cómoda.
  8. Fijar una temperatura confortable y mantener buena ventilación en el dormitorio.
  9. Bloquear ruidos y eliminar luces innecesarias en el dormitorio.
  10. Reservar la cama para dormir y no utilizarla para trabajar o ver televisión, por ejemplo.