Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Bien te alimentas, bien envejeces

La alimentación tiene una influencia directa sobre el funcionamiento de nuestro cerebro y es tan importante para la mente como aprender cosas nuevas. Expertos entrevistados por Revista Ya lo confirman.

Neurología

ver contenidos
Bien te alimentas, bien envejeces

Todo lo que comemos tiene un efecto sobre nuestro organismo. Hay algunos que nos hacen bien, otros que nos hacen mal. Algunos que ayudan a que nuestro cuerpo funcione bien, otros que lo llevan a trabajar mal.

La relación entre cerebro y alimentación se ha convertido en tema central de libros que se han convertido en súper ventas. Como el escrito por el neurólogo David Perlmutter con el título “Grain Brain” o “Cerebro de Pan”.

El tema también fue abordado esta semana por Revista YA en un amplio reportaje con el título “¿Qué comen los neurólogos?” para el que se entrevistó a varios especialistas chilenos. Entre ellos el doctor Patricio Sandoval, neurólogo de Red de Salud UC CHRISTUS, especialista en accidentes cerebrovasculares.  En Chile, dice, cada hora muere una persona por esta causa, casi todas hipertensas. Muchos de los pacientes que sobreviven no tienen, a juicio del especialista, conciencia de la importancia de la alimentación para controlar su riesgo vascular.

Tener hipertensión, diabetes, el colesterol alto y fumar incide en la probabilidad de sufrir Alzheimer en etapas avanzadas de la vida. Todos estos factores se relacionan también con los accidentes cardio y cerebro vasculares.

Los expertos entrevistados por Revista Ya concuerdan en que hacer cambios en el modo en que comemos, orientando nuestro patrón alimentario a lo que se conoce como dieta mediterránea puede ayudarnos a que nuestro cerebro envejezca saludablemente.

ALIMENTOS BUENOS, ALIMENTOS MALOS

Los alimentos “buenos” están claros: frutos secos, paltas, berries, pescado, aceite de oliva, legumbres, vino tinto en cantidad moderada, entre otros. Los “malos”, también: azúcar refinada, alimentos procesados en general, bebidas gaseosas, carnes y otros productos altos en ácidos grasos como las frituras y los embutidos.

Y no creas que las bebidas endulzadas con edulcorantes son una opción saludable. Recientes estudios publicados en Estados Unidos dan cuenta que representan un riesgo aún mayor que aquellas que usan azúcar. “Se dicen que aumentan la obesidad, el riesgo de infarto al miocardio, que engañan al cerebro. Lo que el cerebro quiere es azúcar y como lo la ingiere opta por grandes volúmenes para compensarlo”, sostuvo el doctor Sandoval. Recordó de paso el estudio de Framingham que mostró que el consumo de bebidas con edulcorantes triplica el riesgo de tener infartos cerebrales o demencia en quienes las consumen dos veces por semanas.

Pero no solo se trata de comer bien, sino también de que la frecuencia y el horario de las comidas sean regulares, sin largos periodos de ayuno.
Para leer el artículo completo, haz clic aquí