Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

ACV: tres pasos para detectarlo

El ataque cerebral es la primera causa de muerte en Chile Cuando ocurre, se pierden hasta dos millones de neuronas por minuto. Por eso, la clave para evitar secuelas está en la atención temprana.

Neurología

ver contenidos
ACV: tres pasos para detectarlo

Si hace décadas las enfermedades cardiovasculares eran las que más chilenos mataban, desde hace un tiempo el lugar lo ocupan los accidentes cerebrovasculares conocidos también como ataques cerebrales.

El doctor Patricio Sandoval, neurólogo de nuestra Red, explica que un ataque cerebral ocurre cuando una arteria del cerebro se tapa o se rompe bruscamente. En el primer caso se trata de un infarto cerebral y, en el segundo, de un derrame. En ambos, el riesgo de morir o quedar con graves secuelas es muy alto por lo que la atención temprana es vital. 

Señales de alarma

El doctor Sandoval agregó que cuando ocurre un accidente cerebrovascular habitualmente no hay dolor, pero sí otras señales que deben alertar tanto al paciente como a quienes lo rodean. En tres simples pasos quienes rodean al paciente:

Si las respuestas son afirmativas, esa persona debe ser trasladada de inmediato a un servicio de urgencia, idealmente especializado. El diagnóstico oportuno puede hacer una gran diferencia.
Otras señales de alarma pueden ser:

El doctor Sandoval asevera que “un ataque cerebral puede provocar la pérdida de dos millones de neuronas por minuto. Por eso, la clave está en reconocer rápidamente los síntomas y lograr atención oportuna: el ataque cerebral es tratable, y las posibilidades de rehabilitación para una persona que lo sufre son muy altas, si es que actúa con rapidez’’.

Factores de riesgo

Las personas con más riesgo de sufrir un ACV son también candidatas a una enfermedad cardiovascular. Ellas son quienes tienen diabetes, colesterol elevado, son sedentarias y fuman. Pero también quienes son consumidores de bebidas energéticas y otras sustancias estimulantes que aumenta la presión arterial y causan espasmos en las arterias. “No recomendamos las bebidas energéticas en nadie, mucho menos combinadas con bebidas alcohólicas”, afirmó. Advirtió también sobre el consumo de medicamentos anti-migrañosos que contienen ergotamina y llamó a no automedicarse bajo ninguna circunstancia.

Otros hábitos que favorecen los accidentes cerebrovasculares son el dormir poco o en exceso, saltarse las comidas y, por supuesto, el estrés.

Enfatizó que hay personas cuyas arterias son más frágiles y que hay cierta predisposición genética que puede contribuir a sufrir un ataque cerebral. Sin embargo, en el 80% de los casos los grandes responsables son los malos hábitos.

Recomendaciones

Cifras para tener en cuenta