Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Riesgo cardiovascular en el climaterio

El riesgo cardiovascular aumenta durante el climaterio debido a la disminución progresiva de los niveles de estrógenos, repercutiendo negativamente en los factores de riesgo cardiovascular.

Ginecología y obstetricia

ver contenidos
Riesgo cardiovascular en el climaterio

Los estrógenos son las hormonas femeninas que cumplen un gran rol en la protección cardiovascular y actúan mediante mecanismos que contribuyen a mejorar el perfil lipídico y disminuyen los niveles de colesterol en la sangre, mejoran la función endotelial (capa interna de los vasos sanguíneos) y estimulan la dilatación de las arterias, incluida la zona coronaria, y también aumentan la sensibilidad a la insulina, explica el Dr. David Mayerson, gíneco-obstetra del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Factores de riesgo

En esta etapa, uno de los factores de riesgo es el aumento del colesterol total, que se incrementa entre un 6 y 25 por ciento, el LDL o colesterol malo aumenta de 11 a 20 por ciento, los triglicéridos experimentan un alza de 9 a 11 por ciento. "A su vez, el colesterol HDL o colesterol bueno disminuye, restando protección cardiovascular. En esta etapa se genera un aumento de la resistencia vascular, es decir, los vasos sanguíneos se hacen más estrechos. Y también resistencia a la insulina, que es la antesala de la Diabetes tipo 2", precisa el Dr. David Mayerson, ginecólogo de Red Salud UC.

El climaterio tiene un efecto negativo sobre el peso, ya que se produce mayor acumulación de grasa androide (masculina) o centrípeta (cintura). En EE.UU. el 30 por ciento de las mujeres postmenopaúsicas están 20 por ciento por sobre el peso ideal. “De hecho, en la perimenopausia (años previos a la menopausia) la mujer tiene una ganancia de peso de casi de 0.8 kg/año”, indica el especialista.

Patologías prevalentes

Las enfermedades que con mayor frecuencia se producen en el climaterio son las derivadas de factores de riesgo cardiovascular, por lo tanto, son catalogadas como enfermedades cardiovasculares: Síndrome Metabólico (SM), Dislipidemia, Hipertensión Arterial (HTA), Resistencia a la insulina (RI), etc.

El Síndrome metabólico es una alteración de los colesteroles y azúcar en la sangre y es muy frecuente en mujeres mayores de 60 años; en la postmenopausia el riesgo de SM se incrementa hasta un 60 por ciento. La Dislipidemia es la alteración del colesterol y de los triglicéridos. El 30 por ciento de las mujeres entre 50 y 59 años la presentan. La Hipertensión arterial es la presión arterial elevada y la presentan cerca del 37 por ciento de las mujeres entre 50 y 79 años y el 23 por ciento de las entre 40 y 70 años. La Resistencia insulínica es la condición presente en el 25 por ciento de las mujeres mayores de 55 años; el 13 por ciento de las mayores de 65 años ya son diabéticas.

Tratamientos personalizados

Actualmente, la American Heart Asociation (AHA) no recomienda el uso de Terapia Hormonal de Reemplazo (THR) para la prevención primaria ni secundaria de enfermedad cardiovascular, debido a resultados de estudios WHI y HERS, que demostraron mayor o igual riesgo en aquellas pacientes menopáusicas con THR que en aquellas sin hormonoterapia.

En el mundo existe controversia respecto de si el hecho de establecer una terapia de reemplazo durante el climaterio o en la menopausia temprana podría ser efectiva disminuyendo el riesgo cardiovascular asociado a la menopausia. "Estudios recientes revolucionaron el enfoque de los tratamientos hormonales en la peri y post menopausia", aclara el Dr. Mayerson, quien añade que las principales medidas de prevención de las enfermedades y de sus eventos cardiovasculares se pueden evitar mediante la corrección de los factores de riesgo cardiovascular modificables, como el tabaquismo, el sedentarismo, un régimen alimenticio equilibrado.

En caso de ser una mujer diabética e hipertensa con alteraciones en el colesterol, triglicéridos o que presente un síndrome metabólico, debe llevar un control médico adecuado y estricto. "Frente a los estudios mencionados, los médicos tenemos que tener buenos argumentos para dar THR", asegura el especialista.