Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Disfrutar el post-parto sin estrés

En el contexto del Programa de Educación Prenatal y Preparación para el parto -organizado por la División de Ginecología y Obstetricia UC e implementado en la Clínica San Carlos de Apoquindo- organizó el taller “El post parto: Cambios y desafíos de una nueva etapa”.

Ginecología y obstetricia

ver contenidos
Disfrutar el post-parto sin estrés

Tras la alegría que trae el nacimiento de un hijo, donde tanto la madre como su bebé son motivo de agasajo de parte de familiares y amigos por lo menos durante los tres días que dura la permanencia en la clínica u hospital, el regreso a casa con el nuevo integrante de la familia constituye un gran desafío, en especial para la mamá. El post-parto y sus implicancias no siempre son fáciles, sobre todo cuando se trata de padres primerizos.

Este periodo es fundamental para el desarrollo de los hijos, la recuperación de la madre, el aprendizaje de las funciones parentales y para que se establezca el vínculo afectivo entre el recién nacido y sus padres. La mujer experimenta diversos cambios: anatómicos, fisiológicos, emocionales, en la relación con su pareja y con la familia y, en general, en la forma en que se desenvuelve su vida diaria.

En algunos casos, la madre vive distintos grados de tensión porque no sabe cómo cuidar al bebé, diferentes ansiedades relacionadas con su propia infancia que se reeditan en esta etapa y pueden llevar a angustias que -a la larga- podrían gatillar una depresión post-parto que requiere ser tratada.

A medida que pasan los días surgen en ella diversas interrogantes: ¿lo estaré cuidando bien? ¿qué hago si se enferma? ¿por qué llora tanto? ¿es normal? ¿será buena mi leche?, en fin, consultas lógicas que las madres se hacen a diario y a las que pueden encontrar respuesta en el “Programa de educación prenatal y preparación para el parto”. Éste es organizado por la División de Ginecología y Obstetricia de la Universidad Católica e implementado en la Clínica UC San Carlos de Apoquindo, específicamente en el taller “El post parto: Cambios y desafíos de una nueva etapa”, impartido por la psicóloga Leslie Power.

Cambios

La sesión se enfoca básicamente en abordar las alteraciones emocionales y corporales que afectan a la mujer luego del parto y que la acompañarán durante varios meses. “Abordamos, por ejemplo, los cambios esperables y no esperables en el estado de ánimo durante este periodo. Hablamos de las posibilidades que entrega el puerperio para redefinir la identidad de la mujer, de manera de empoderarse para lograr un buen vínculo de apego con su hijo. Se redefine, además, la identidad, integrando los aspectos de mujer, trabajadora y madre”, explica la psicóloga. Una de las mayores dificultades emocionales que enfrentan las madres en esta etapa es sentirse solas. “La soledad en que están con un recién nacido en brazos. Todos trabajan y ellas quedan excluidas en las cuatro paredes de su casa con muchos cambios a cuestas”, dice Leslie Power. La especialista agrega que durante el post parto o puerperio se producen alteraciones cerebrales en la mujer, que se manifiestan en sensaciones de extrañeza, sentimientos de tristeza y felicidad, cansancio, sueño, ideas “poco normales”, deseos de regresar pronto al trabajo y dejar al bebé al cuidado de un tercero.

A lo anterior se suman las dificultades en el comienzo de la lactancia. “También es una fuente de estrés importante; por eso buscar apoyo en consultoras especializadas es fundamental. El estrés no ayuda al desarrollo de la lactancia ni del apego”, asegura la psicóloga.

Relación de pareja

Es esperable que si la madre pasa todo el día y, a veces parte de la noche, pendiente de las necesidades de su bebé, el esposo o pareja quede relegado a segundo plano. Esta situación suele traer problemas y deterioro en la relación, no solo desde el punto de vista sexual sino también afectivo, comunicacional o simplemente en el compartir cosas en común.

“Cambia la relación de pareja porque el objetivo de la mujer es hacer que sobreviva su hijo, toda la atención y las miradas están puestas en la nueva “cría”. Es un tema de supervivencia para la especie humana. Si nos concentramos en el trabajo y en el marido, dejamos de lado al recién nacido que -en un comienzo- nos requiere 24/7”, explica Leslie Power.

Además, es importante que el padre comprenda las dinámicas psicológicas del puerperio y que -por un tiempo- ceda espacio al niño. “Él ya fue hijo, ahora es papá. Este es un periodo que nos recuerda el tremendo poder que tenemos las mujeres. Las hormonas en nuestro cuerpo hacen que produzcamos leche, por lo que nuestros deseos están en alimentar, cuidar y amar al nuevo hijo, hasta que se produce el destete alrededor de los dos años”.

Regreso al trabajo

Luego de cumplido el post natal, regresar a la jornada laboral siempre es motivo de angustia para las madres, ya que piensan que están abandonando a su hijo de pocos meses. La vuelta al trabajo trae aparejado un sentimiento de culpa que les cuesta sobrellevar y aceptar. Entonces, ¿cómo bajar la tensión para asumir con mayor tranquilidad esta determinación?

“No hay que sentir culpa. El apego no se ve perjudicado por el trabajo, se deteriora si nosotras presentamos dificultades en la capacidad de vinculación con nuestros hijos. Ayuda mucho mantener la lactancia por las mañanas y al regreso a casa. Conservar la cunita dentro de la pieza de los papás y el contacto cercano con la madre. El apego tiene que ver con la manera en que contestamos a las necesidades y estrés de nuestros hijos, no con nuestra actividad laboral”, afirma la especialista.

Consejos prácticos

Algunas recomendaciones para enfrentar el post parto de buena manera son: