Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Post parto blue: una cruda condición

También conocido como “tristeza materna”, el post parto blue es un tema poco conocido, de prevalencia alta en mujeres que han presentado trastornos psicológicos antes o después de un embarazo y que no han sido tratados.

Ginecología y obstetricia

ver contenidos
Post parto blue: una cruda condición

Después del parto muchas mujeres sufren cambios en ánimo. Pasan por periodos de irritabilidad, manifiestan tristeza generalizada, andan desanimadas, ante cualquier cosa lloran fácilmente y, en general, están muy susceptibles. Si tales reacciones se presentan entre la primera y la segunda semana después de haber tenido a su hijo, estamos frente  a un síntoma normal: el post parto blues o tristeza materna, que se diferencia de la depresión post parto por presentar rasgos más sutiles y por su corto efecto. Tampoco debiera verse afectada la relación madre-hijo porque, si bien en un primer momento el apego no es totalmente realizado, éste se puede retomar en la relación que se construye día a día y momento a momento. 

“El post parto blues no es lo mismo que la depresión post parto, ya que ésta cumple con otros criterios. Por ejemplo, el tiempo de persistencia es mayor, la baja en el ánimo no le permite a la madre sobrellevar la crianza de su hijo y es transversal. Es decir afecta a todos los ámbitos, convirtiéndose en un estado permanente en el  tiempo”, explica Sylvia Díaz, psicóloga de Red Salud UC. 

La profesional aconseja a las madres evaluar si han tenido con anterioridad episodios depresivos, para estar atentas a lo que les suceda después del nacimiento de su hijo, y poder reconocer si es algo pasajero -tristeza materna-  o de mayor intensidad y duración en el tiempo, a fin de solicitar ayuda si cree que no puede sobrellevarlo.

“Debemos saber si la madre ha tenido trastornos psicológicos durante o antes del embarazo,  como trastornos del sueño, cambios en su autoestima, ansiedad, que su embarazo no haya sido planificado, fallecimiento de hijos anteriores, conflictos conyugales, y si han sido tratados o no, ya que pueden predisponer en un mayor porcentaje el que pueda aparecer esta tristeza materna o baby blue”, precisa Díaz, quien comenta que tal episodio se manifiesta más que nada en labilidad emocional.

“Me parece muy importante hablar de este tema en  especial, ya que tiende a asustar a madres y familia, confundiéndolo con depresión post parto. Lo importante es tener tranquilidad frente a este estado, recurrir a nuestras redes de apoyo y confiar en nuestros recursos psicológicos. En nuestro centro de extensión se realiza una serie de talleres de preparación para padres,  donde estos temas son tratados y donde pueden resolver muchas dudas frente a su embarazo, parto y post parto”, asegura la psicóloga.