Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Chequeo preventivo ginecológico

Cada etapa de la vida tiene sus características propias y, según ellas, los médicos indican los exámenes necesarios para evaluar la condición de salud.
Fuente: Dra. Cynthia Catalán, gineco-obstetra

facebook twitter Nuestros ginecólogos

Ginecología y obstetricia

ver contenidos
Chequeo preventivo ginecológico

El control ginecológico es parte del control de salud de rutina que debe tener toda mujer, y sus objetivos son promocionar las prácticas de prevención, la educación para el reconocimiento de los factores de riesgo para las diversas enfermedades, identificar los problemas médicos y establecer una adecuada relación entre el médico y la paciente.

Cada etapa de la vida tiene sus características propias y, según ellas, los médicos evalúan, aconsejan e indican los exámenes necesarios para evaluar la condición de salud de cada mujer, según su edad y factores de riesgo.

La primera visita

La edad recomendada actualmente para iniciar el control ginecológico es entre los 13 y 15 años. En este momento lo fundamental es la educación. Se evaluará el estado nutricional, se educará en relación a salud sexual, autocuidado y

Examen

El primer control no considera un examen pélvico con tacto vaginal y es recomendado solo si la paciente refiere síntomas de alguna patología ginecológica, urológica o rectal.

Si la paciente es activa sexualmente las guías americanas recomiendan la pesquisa de infecciones de transmisión sexual como Chlamydia y gonorrea.

Puedes conocer a nuestros especialistas en ginecología infanto-juvenil haciendo clic aquí y a los gineco-obstetras haciendo clic aquí.

prevención, así como también la necesidad de inmunización para prevenir por ejemplo el virus de papiloma humano (VPH), causante del cáncer de cuello uterino y condilomas, esto en caso de que no haya sido administrada previamente.

 

Es aquí donde se pueden aclarar dudas sobre los cambios ocurridos y la normalidad o anormalidad de ellos.

Fertilidad plena

Entre los 20 y los 40 años, la mujer vive el esplendor de su fecundidad. 

Control sano

El control sano en esta etapa de la vida incluye:

  • Un análisis completo de los antecedentes médicos, quirúrgicos, sociales y familiares de la mujer, además de revisar si existen síntomas que se centren en las áreas genitourinarias.    
  • Examen físico ginecológico general pélvico, el cual en pacientes asintomáticas debe ser una decisión compartida entre la paciente y el médico.
  • Papanicolau: como estrategia de pesquisa de lesiones preinvasoras de cáncer cervicouterino, el cáncer ginecológico que más muertes causa en nuestro país. Además pueden conversar el uso del test de VPH.
  • En algunos casos, una ecografía transvaginal para evaluar los genitales internos.
  • Si existe sintomatología mamaria o antecedentes familiares de cáncer de mama, el médico indicará cuál es el mejor momento para una mamografía y/o ecografía.

Debes saber que en un control ginecológico es posible pesquisar otras enfermedades ya que muchas de ellas tienen manifestaciones en el sistema reproductivo. Por ejemplo, el hipotiroidismo suele relacionarse con alteraciones menstruales.

Es en este control donde se podrían solicitar exámenes  que buscan detectar patologías de tipo endocrino, como la resistencia a la insulina, diabetes, hipotiroidismo e hipertiroidismo. Es así también como, según historia clínica y dependiendo de la evaluación médica, se podrían detectar enfermedades de transmisión sexual.  

Si estás pensando en tener un hijo, el control ginecológico oportuno genera además la  oportunidad de realizar un control pre-concepcional, en el cual se  realiza una evaluación amplia, de acuerdo a los antecedentes de la mujer y su pareja, para  detectar factores de riesgo y patologías las cuales pueden ser monitorizadas y controladas previo a embarazarse. Detecta también la presencia de hábitos como tabaquismo, alcoholismo o uso de drogas, los que pueden ser modificados o eliminados. Además es el  momento ideal para indicaciones sobre  nutrición, situaciones medio-ambientales de riesgo y consejo para un control prenatal precoz.

Prontas a la menopausia

Después de los 40 comienza un periodo de alteraciones en los ciclos hormonales habituales que pueden estar anticipando la llegada de la menopausia. A ellas se suman variaciones en el mecanismo de las grasas , el aumento del riesgo cardiovascular y la pérdida de masa ósea que puede llevar a la osteoporosis.

Exámenes

  • Examen físico de la pelvis y las mamas.
  • Papanicolau
  • Mamografía y ecografía mamaria.
  • Exámenes generales de laboratorio: perfil bioquímico, perfil lipídico, entre otros.
  • Si hay factores de riesgo de osteoporosis, puede indicarse una densitometría y un chequeo cardiovascular.

Los exámenes buscan detectar

Madurez responsable

La menopausia es una etapa compleja en la vida de la mujer. Los cambios hormonales provocan alteraciones en los distintos sistemas del organismo, no solo el genito-urinario.

Después de los 50 años, aumenta la posibilidad de tener tumores y cánceres de cuello uterino, mama, endometrio, ovario y también digestivos. La osteoporosis y las enfermedades cardiovasculares también aumentan su incidencia.

¿Que buscan los exámenes?

Los exámenes buscan detectar:

  • Cánceres ginecológicos (cuello uterino, ovario, útero, vagina y vulva).
  • Cánceres digestivos y gastrointestinales (colon y recto, esófago, estómago, hígado, páncreas e intestino delgado).
  • Osteoporosis.
  • Cardiopatías.

La recomendación es mantener el control ginecológico anual con exámenes de imágenes y laboratorio de acuerdo con la condición de salud de cada mujer. El chequeo debe considerar:

Control ginecológico general

El control ginecológico general puede incluir:

  • Revisión de la historia clínica, registro de peso, talla, presión arterial.
  • Examen físico abdominal y de mamas.
  • Examen perianal: busca determinar los signos de impregnación hormonal que regulan el desarrollo de los tejidos de los genitales externos y el de las características sexuales secundarias y permite detectar una enfermedad infecciosa y/o verificar secuelas obstétricas como desgarros, episiotomías o fístulas.
  • Examen pélvico: se inicia con una revisión con el espéculo y finaliza con el tacto vaginal. El ginecólogo examinará la vulva y el cuello del útero, con el tacto vaginal el útero y los ovarios.