Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Cáncer de ovario: segundo lugar en frecuencia en nuestro país

La edad promedio de diagnóstico de esta patología, que fue incorporada recientemente GES/AUGE, es de 63 años. En 2010 se registraron en Chile 423 muertes por esta causa.

Ginecología y obstetricia

ver contenidos
Cáncer de ovario: segundo lugar en frecuencia en nuestro país

En nuestro país el tratamiento del cáncer de ovario es de altísimo costo debido al complejo tratamiento quirúrgico y al costo de las drogas utilizadas en quimioterapia, desembolso que de ahora en adelante no será hecho por la paciente y su familia gracias a que dicha patología fue incorporada recientemente a las garantías explícitas en salud GES/AUGE, lo que a juicio del doctor Jorge Brañes, especialista en Oncología ginecológica de Red Salud UC, constituye la principal ventaja de esta medida.

Si bien en Chile los datos de incidencia de esta enfermedad son parciales, ya que sólo existen de algunas regiones, “podemos decir, extrapolando esos datos, que el cáncer de ovario ocupa el segundo lugar en frecuencia, después de cáncer de cuello uterino”, precisa el Dr. Brañes. A nivel nacional, en 2010, se registraron 423 muertes por esta causa, lo que corresponde a una tasa de 4,9 por 100.000 mujeres. “Nuestro país tiene una situación intermedia cuando se compara con el resto de los países”, comenta el especialista, al añadir que los países escandinavos tienen tasas de incidencia de 15/100.000 mujeres, en tanto que los países asiáticos 4,5/100.000.La edad promedio del diagnóstico es 63 años. Aproximadamente un 1,3% de los cánceres se presentan en menores de 20 años; 3,6% entre los 20 y 34 años; 7,4% entre 35 y 44 años; 18,6% entre 45 y 54 años; 23,4% entre 55 y 64; 20,1% entre 65 y 74; 17,6% entre 75 y 84; y 8,1% con 85 años y más.

Causas y factores de riesgo

El cáncer de ovario -explica el Dr. Brañes- es una lesión maligna que compromete al ovario, y que se desarrolla de los distintos tejidos que componen este órgano.“Del epitelio celómico (lámina de células que recubren el ovario), de las células germinales (células que formarán los óvulos) y del estroma específico (células productores de hormonas). El más frecuente de todos -90%- es de origen epitelial", precisa el ginecólogo de Red Salud UC.

La gran mayoría de los cánceres epiteliales se presentan en etapa avanzada (70%), es decir con metástasis en distintos órganos del abdomen o con enfermedad fuera de la cavidad abdominal.

Los factores de riesgo pueden ser variados. El más potente -aunque sólo es responsable del 10% de los cánceres de ovario- es el hereditario (Síndrome de cáncer de ovario hereditario familiar). Además influyen la dieta rica en grasas de origen animal, la nuliparidad (mujer que no ha parido), terapia hormonal de reemplazo (menopausia), menarquia precoz, menopausia tardía y el hábito tabáquico.

El doctor Brañes comenta que también hay factores protectores, entre los que menciona el uso de anticonceptivos hormonales por más de cinco años, durante la vida reproductiva de la mujer; la esterilización quirúrgica, el estilo de vida sana, dieta pobre en grasas saturadas, multiparidad y lactancia.

Síntomas

En su mayoría, las pacientes con cáncer de ovario epitelial son asintomáticas por largos periodos y cuando estos se desarrollan, habitualmente son vagos e inespecíficos.

“En etapas precoces de la enfermedad, la paciente puede presentar menstruación anormal, aumento de la frecuencia miccional y tenesmo rectal (deseo continuo, doloroso e ineficaz de defecar) o constipación, si es que el tumor comprime el recto o la vejiga. Los casos de abdomen agudo, debido a torsión del tumor, son poco frecuentes. En caso de enfermedad avanzada, las pacientes pueden tener distensión abdominal, constipación, nausea, anorexia y saciedad precoz. Las pacientes perimenopaúsicas pueden presentar menstruaciones irregulares”, explica.

Lamentablemente el cáncer de ovario no es una enfermedad prevenible. Tampoco existen métodos que permitan un diagnóstico precoz. Por lo tanto las pacientes con alto riesgo (Síndrome de cáncer de ovario hereditario familiar) deben ser controladas en centros especializados.“Una vez sospechada la enfermedad, la paciente debe ser derivada a centros especializados para ser tratadas por oncólogos ginecológicos y oncólogos médicos”, afirma el doctor Brañes, al puntualizar que existen dos pilares fundamentales del tratamiento, como son la cirugía y la quimioterapia.

“En cáncer de ovario precoz, el tratamiento es siempre quirúrgico y a veces se debe complementar con quimioterapia. En el caso de cáncer de ovario avanzado el tratamiento es siempre cirugía y quimioterapia complementaria. Ocasionalmente se comienza con quimioterapia para ser seguida de cirugía, y esta a su vez seguida de quimioterapia”.