Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

1 de cada 10 mujeres padecería de endometriosis

Un aumento de la endometriosis, especialmente en mujeres jóvenes, están observando los especialistas quienes advierten la importancia de un diagnóstico temprano ante la aparición de algunos síntomas.

Ginecología y obstetricia

ver contenidos
1 de cada 10 mujeres padecería de endometriosis

La doctora Claudia Celle, gineco-obstetra de Red de Salud UC CHRISTUS, afirma que muchas jóvenes creen que es normal sentir dolor durante la menstruación, por lo que no consultan y no reciben tratamiento oportuno. “Eso implica que pueden pasar 6 a 7 años antes de llegar al diagnóstico definitivo sin recibir tratamiento y con el riesgo de complicaciones más serias”, dice.

En cifras, se estima que una de cada 10 mujeres en edad fértil podría sufrir de endometriosis, una afección cuyo origen se desconoce. “Se postula, entre otras teorías que esta enfermedad –que puede inhabilitar a la mujer durante su periodo menstrual y ser causa de infertilidad- se produce porque el contenido que normalmente se elimina durante la menstruación refluye hacia la cavidad peritoneal produciendo implantes de endometrio fuera del útero, lo que genera endometriosis a nivel pélvico ya sea de ovario, peritoneo o tabique recto-vaginal”, explica la especialista. Añade que la enfermedad ha ido aumentando debido, entre otros factores, a la creciente tendencia de postergar la maternidad.

¿Cómo se diagnostica?

La doctora Celle hace hincapié en la necesidad de pesquisar la endometriosis en estado precoz, por lo que recomienda consultar al médico si la paciente sufre determinados síntomas. “No es normal que el dolor durante la menstruación impida ir a clases o realizar las actividades cotidianas, produzca diarrea o dolor al defecar y tampoco es natural que dificulte las relaciones sexuales placenteras”, enfatiza.

De acuerdo a lo comentado por la especialista, el diagnóstico definitivo de la endometriosis es quirúrgico, mediante la visualización directa de las lesiones y confirmación histológica de las mismas.  Sin embargo, no todas las pacientes requerirán de una intervención quirúrgica.

La enfermedad se puede sospechar en base a la historia de la paciente, los síntomas y hallazgos al examen físico y estudio complementario con imágenes como la ecografía transvaginal y la resonancia magnética. “La ecografía transvaginal debe ser el examen de primera línea dentro del estudio de pacientes con sospecha de endometriosis. Su uso para la evaluación de endometriosis con compromiso rectovaginal ha sido estudiado extensamente en los últimos años y su utilidad ha sido ampliamente demostrada, comparable e incluso mejor que la resonancia magnética, especialmente, desde el punto de vista de costo-efectividad, dado que es significativamente más económica. Para aplicar cualquiera de las dos técnicas es necesario contar con un equipo entrenado”, asegura la doctora Celle.

Agrega que gracias a este tipo de ecografía se puede dimensionar qué tan severa es la endometriosis para derivar a la paciente al especialista que eventualmente realice la cirugía, en caso de que sea el tratamiento indicado.

El tratamiento de la endometriosis va a depender de los hallazgos y de la severidad de los síntomas. En general es escalonado, por lo que se opta como primera línea de manejo el uso de antiinflamatorios, anticonceptivos orales y si todo lo anterior falla, se opta por la cirugía.

“El tratamiento que se realiza a cada una de las pacientes depende de su sintomatología, de los hallazgos en el examen físico y de su deseo de fertilidad”, subraya la especialista de Red de Salud UC CHRISTUS.