Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Celebre, pero cuídese

La gran oferta de alimentos y alcohol durante las Fiestas Patrias puede provocar alteraciones en el normal funcionamiento del sistema digestivo. Por eso, nuestros especialistas le recomiendan tomar algunas precauciones.

Gastroenterología

ver contenidos
Celebre, pero cuídese

Chile se vuelve por estos días una cueca larga, con chicha, empanadas y anticuchos. Todos queremos celebrar las Fiestas Patrias, pero olvidamos que después nuestro cuerpo puede pasarnos la cuenta.

El consumo de comidas grasas o muy condimentadas puede causar molestias y hasta fuertes malestares estomacales o hepáticos. Por eso, las personas propensas a estas molestias deben consultar con el médico si experimentan síntomas severos para descartar enfermedades como diarreas infecciosas, cálculos biliares o intoxicación alimentaria. Para todos, la recomendación es adoptar algunas precauciones que nos permitirán prevenirlas.

  “Salirse de la dieta habitual y sobrepasar sin medida la cantidad de alimentos que consumimos en días normales no solo puede traer  unos kilos de más, sino también varias molestias como distensión y malestar abdominal, flatulencia, náuseas, vómitos, diarrea y acidez estomacal”, comentó el doctor Manuel Álvarez, gastroenterólogo de la Red de Salud UC CHRISTUS.

 Los productos ricos en grasas o muy irritantes, como el alcohol, pueden provocar cuadros más delicados o asociados a problemas biliares, como por ejemplo: “la pancreatitis aguda: que puede ser desencadenada por la ingesta excesiva de bebidas alcohólicas. Produce dolor en el la parte alta del abdomen. La molestia puede empeorar en cuestión de minutos, después de comer o beber, sobre todo si los alimentos tienen un alto contenido de grasa. Otra enfermedad típica de esta fecha son los cólicos biliares, que se pueden evitar al controlar los factores de riesgo de los cálculos biliares, como la obesidad y una dieta elevada en grasas. La persona se queja de dolor o de una sensación de presión en la parte superior del estómago”, explicó el especialista.

Afecciones comunes en estas fechas son las intoxicaciones alimentarias ya sea por consumir productos en mal estado o por la acción de bacterias que producen gastroenteritis o enterocolitis. , La sobrecarga alimentaria, producida por un exceso en la ingesta de alimentos, también puede redundar en una irritación gástrica que puede generar una úlcera.

Otros agentes causantes de enfermedad gastrointestinal son bacterias como la salmonella, que es trasmitida a través de alimentos crudos como el huevo; la escherichia coli, que se adquiere por un lavado de manos insuficiente o una mala manipulación de los alimentos o  la campylobacter, que se adquiere por comer o beber agua o alimentos infectados, carne de ave cruda o leche sin pasteurizar. También están  las giardias, que se contraen por el consumo de alimentos contaminados con materia fecal y las amebas, que son parásitos intestinales que pueden adquirirse por agua no potable o por la inadecuada manipulación de los alimentos.

Estas infecciones se pueden detectar con síntomas como: fiebre alta,  sangre en las deposiciones, vómito excesivo, dolor abdominal muy prolongado que no responde a los antiespasmódicos habituales. “Si esto ocurre, se debe acudir de inmediato a un centro asistencial”, advierte el doctor Álvarez.

 Lo más importante, sin embargo, es prevenir. Para ello bastan algunas medidas muy sencillas: