Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Enfermedades de la tiroides y embarazo

Un reciente estudio de la UC demostró que el 10% de las embarazadas examinadas reportaba antecedentes de enfermedad mientras que entre las demás el 30% tenía alguna alteración en la función de esta glándula.

Endocrinología

ver contenidos
Enfermedades de la tiroides y embarazo

Por eso, los profesionales que realizaron la investigación sugieren a todas las mujeres que están pensando en embarazarse una evaluación que permita evaluar su nivel de riesgo.

El rol de la tiroides es producir dos hormonas que son esenciales para nuestro cuerpo y regulan el metabolismo de nuestras células. En Chile se estima que una de cada 5 mujeres sufre alguna patología de esta glándula. Durante el embarazo, la adecuada función de ella es muy importante para la madre y para el niño, particularmente durante el primer trimestre cuando el crecimiento embrionario depende de las hormonas de la mujer.

"El embarazo es un estado de alta exigencia de la tiroides", afirma la doctora Lorena Mosso, endocrinóloga de la Red de Salud UC Christus.  Advierte que si una mujer inicia su embarazo con un hipotiroidismo no tratado, por ejemplo, tendrá más riesgo de sufrir un aborto o un parto prematuro o que su hijo nazca con bajo peso o menor desarrollo de la capacidad psicomotora y neurológica. Si la enfermedad existe, lo mejor es tratarla ojalá antes del embarazo y, en el peor de los casos, en las primeras etapas de la gestación.

En Chile, explica la profesional, a todos los recién nacidos se les realiza un examen que mide su hormona tiroidea para evitar así una condición llamada cretinismo que era la principal causa de retraso mental infantil. “Hoy sabemos que también debemos preocuparnos antes del parto cuando la salud del niño depende de la función tiroidea de la madre”, expresa.

En el estudio piloto prospectivo, encabezado por la doctora Mosso y que incluyó a 100 embarazadas que iniciaban control prenatal en nuestro hospital, se detectó que el 2% sufría de hipotiroidismo, el 19% de hipotiroidismo subclínico y el 1% de hipertiroidismo subclínico, frecuencias que son muy superiores a las publicadas en relación con otras poblaciones. 

Sobre el origen de este aumento en el fenómeno, la doctora Mosso explica que hay dos causas posibles: “Hacemos más exámenes y tanto los médicos como las pacientes tenemos más conciencia de prevención y también porque hay factores ambientales que pueden estar influyendo como ciertos tóxicos ambientales que también están siendo motivo de investigación”.