Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Cáncer colorrectal, surge una nueva esperanza

Esta neoplasia se ubica en el quinto lugar entre las causas de muerte por cáncer en nuestro país y se estima que hasta un tercio de los pacientes puede desarrollar metástasis en el peritoneo.

Cirugía digestiva

ver contenidos
Cáncer colorrectal, surge una nueva esperanza

El cáncer colorrectal ha aumentado en nuestro país en las últimas décadas, convirtiéndose en la quinta causa de muerte por cáncer. Se estima que fallecen tres personas diariamente, lo que suma más de 1000 muertes al año.

El mayor número de los casos de cáncer colorrectal se origina en una lesión denominada pólipo, que es una elevación de la pared del intestino formada por células que se desarrollan y multiplican más rápido que el resto. Una vez que el cáncer se ha desarrollado puede invadir  toda la pared del intestino afectado y dar metástasis a otros órganos, incluyendo el peritoneo.

Novedosa terapia

El cáncer colorrectal puede generar metástasis en cualquier parte del organismo, pero los lugares más frecuentes el hígado, pulmón y peritoneo. Se estima que entre 10% y 30% de los pacientes desarrollará tumores en el peritoneo, que es la membrana que recubre la pared intestinal y los órganos intraabdominales.

El tratamiento actual para este tipo de metástasis es la quimioterapia tradicional que tan sólo tiene fines paliativos, no cura a los pacientes, y la sobrevida es relativamente corta.  El equipo de Coloproctología Red de Salud UC CHRISTUS está realizando un novedoso tratamiento que se aplica con bastante éxito en Estados Unidos y Europa y que tiene por finalidad extirpar los tumores del peritoneo, alargar la sobrevida y lograr la curación de los pacientes en algunos casos.  

Se trata de la cirugía citorreductora y quimioterapia Intraperitoneal, que consiste en la resección de todos los tumores peritoneales, para luego aplicar quimioterapia dentro del abdomen por 90 minutos a 42 grados de temperatura. Esto potencia el efecto de la quimioterapia para destruir células microscópicas o menores de 2 mm que pudieran haber quedado.

“El gran aporte de esta terapia es que permite que un grupo seleccionado de pacientes puedan tener una opción curativa. Son cirugías largas y complejas que requieren el trabajo coordinado de un equipo multidisciplinario compuesto por cirujanos coloproctólogos, anestesistas, oncólogos y enfermeras, entre otros”, señala la doctora Molina.   

El seguimiento realizado en otros países a los pacientes con este tratamiento es muy alentador ya que entre 30% y 40% se encuentran vivos después de cinco años.

“En Red de Salud UC CHRISTUS hemos operado a dos pacientes que evolucionan de forma satisfactoria. La idea es dar a conocer este tipo de tratamiento para que los pacientes, así como el equipo médico tratante, sepan que esta alternativa existe y está disponible en nuestro país. Se abre una ventana de esperanza ya que en la actualidad sólo se les ofrece un tratamiento paliativo”, agrega la doctora.

Cabe destacar que no todos los pacientes con metástasis peritoneales de cáncer colorrectal pueden ser sometidos a esta terapia y no todos los que reciben el tratamiento se curan. “Es importante que los pacientes operados de cáncer colorrectal sigan en controles oncológicos habituales con sus médicos tratantes, para poder pesquisar precozmente la aparición de metástasis peritoneales y no en fases tardías. Para ser candidatos  a una citorreducción y quimioterapia intraperitoenal se requiere que los pacientes tengan un buen estado general, que no se encuentren desnutridos y que la que la enfermedad no sea masiva dentro del abdomen”, advierte la doctora.

Factores de riesgo y síntomas

Si bien se puede presentar a cualquier edad, la mayoría de los pacientes tiene más de 60 años al momento del diagnóstico.

En palabras de la doctora María Elena Molina, cirujana coloproctóloga y Jefa de la Unidad de Coloproctología Red de Salud UC CHRISTUS,  “presentan mayor probabilidad de desarrollar este tipo de cáncer quienes tienen familiares con pólipos o cáncer colorrectal, quienes padecen colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn o quienes presentan ciertas condiciones hereditarias como la poliposis adenomatosa familiar o el síndrome de Lynch (cáncer colorrectal hereditario no polipósico)”

Los síntomas más frecuentes suelen ser los siguientes:

“La medida más efectiva para prevenir el cáncer colorrectal es realizarse una colonoscopia desde los 50 años o algún otro método de detección precoz como el test de sangre oculta en deposiciones. También se recomienda tener hábitos de vida saludable: comer sano, hacer deporte y dejar de fumar”, señala la doctora.

El  pilar del tratamiento en pacientes con cáncer colorrectal es la cirugía, en la cual se puede extraer una parte o la totalidad del colon -intestino grueso-. Se realiza en la mayoría de los casos mediante una cirugía laparoscópica,  o mínimamente invasiva, lo que permite una recuperación más rápida.

Fuente: revista Salud y Corazón