Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Pololeos que terminan y no terminan de doler…

Si recientemente terminaste con tu pololo o polola y te sientes triste y confundida o confundido, no estás solo. Casi todas las personas sufren – en algún momento de sus vidas – el término de una relación que fue importante en sus vidas.

Centro de Salud Familiar
Juan Pablo II

ver contenidos
Pololeos que terminan y no terminan de doler…

Se han escrito poemas y canciones en torno a este sentimiento de profunda pena y pérdida que en inglés se llama “heartbreak” o “corazón roto.”

¿Cómo lidiar con lo que sientes ahora?

Probablemente has hablado con amigas o amigos que te han dicho que ya se te pasará lo que sientes, o que conocerás a otra persona. Tú sientes que nadie lo vive como tú lo estás viviendo y que nada que te digan te logrará consolar.

Si bien no existe una fórmula para hacer desaparecer ese sentimiento, a continuación te damos algunos consejos para disminuir la pena y llevar una vida relativamente normal pese al dolor.

  1. Deja salir lo que sientes: Conversa con alguien de tu confianza (amigos, hermanos, padres, vecinos, profesores) y cuéntale cómo te sientes. Llora todo lo que necesites y quieras llorar. Es una práctica muy sana y alivia mucho. ¡Hablar de sentimientos y llorar no sólo es cosa de mujeres!
  2. ¡Quiérete! Es importante que no te sientas culpable por lo que pasó aunque tú hayas sido el que tomó la decisión de terminar. Recuerda que probablemente los dos son increíbles personas y merecen ser muy felices. Te puede ayudar hacer una lista de todas tus fortalezas y dejarte regalonear por los que más te quieren: tu familia y amigos.
  3. ¡Ocúpate! Continúa haciendo las cosas que te gusta hacer y organízate para mantenerte ocupada u ocupado. Este es el momento para ordenar o redecorar tu pieza o para empezar a hacer deporte, a pintar, a escribir, etc.

¿Qué NO hacer?

Aunque te parezca atractivo o tus amigos de digan que es una buena manera de olvidar las penas, el alcohol y las drogas no solo NO te ayuda, sino que hace el proceso más lento y doloroso. Te hará olvidar por una noche, pero nada es más sanador que enfrentar la pena.

¿Cuándo buscar ayuda?

Si han pasado algunas semanas desde que terminaste una relación y todavía te sientes muy triste y sin ganas, no dudes en buscar ayuda en el consultorio. ¡No te dejes estar!