Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Sexualidad y enfermedad cardiovascular

Los medicamentos y la capacidad de resistencia física que tiene una persona con alguna patología coronaria podrían traer como consecuencia problemas en su vida sexual.

Cardiología y Cirugía Cardiaca
CardioUC

ver contenidos
Sexualidad y enfermedad cardiovascular

Existe  una estrecha  relación entre la enfermedad cardiovascular y las disfunciones sexuales. “Por ejemplo la hipertensión, puede generar disfunción eréctil y trastorno de la excitación femenina. Otro caso es la diabetes, que puede generar los mismos problemas que la hipertensión, además de trastornos de la excitación. La depresión, por su parte, puede causar disfunción eréctil, deseo sexual hipoactivo e inhibición orgásmica femenina;, entre otros. Incluso, se ha descubierto que la aparición de una disfunción sexual puede ser útil como un  indicador clínico de una enfermedad cardiovascular”, explicó la doctora Mónica Acevedo, cardióloga de la Red de Salud UC CHRISTUS. 

En Chile no existen datos sobre la prevalencia de las disfunciones sexuales relacionadas con la enfermedad cardiovascular, pero sí existen cifras en otros países. La doctora Acevedo explica: “En España se ha reportado un 53% de disfunción eréctil en pacientes de 25 a 74 años luego de un infarto y en Estados Unidos se reportó una mayor incidencia de disfunciones sexuales en mujeres con enfermedad cardiovascular que en las sanas”.

Para contrarrestar esta situación, lo más importante es conversar este problema con el médico tratante e idealmente con la pareja. Es muy importante que el médico le recomiende cómo, cuánto y cuándo es recomendable reanudar la vida sexual y si es posible utilizar algún fármaco de apoyo cuando ya ha conocido todos los antecedentes de la persona. Algunos consejos prácticos:

- Si  se está teniendo problemas en esta área, nunca se debe  evadir el tema, ni con el médico, ni con  su pareja.
- Se deben evitar las relaciones sexuales inseguras, aceleradas, cuando está cansado o cuando ha comido o consumido alcohol en exceso.
- Una persona que está en recuperación después de sufrir un infarto o ataque al corazón puede saber si puede volver a su vida sexual si es capaz de subir sin dificultad dos pisos de escaleras o caminar 300 metros a paso rápido.

- Si se trata de una cirugía de revascularización/by-pass, se debe esperar por lo menos un mes a que el esternón se encuentre estable.

- Si la actividad sexual produce angina (dolor al pecho), hay que detenerse y relajarse por 5 minutos. Si el dolor continúa, se debe ir inmediatamente a urgencia.