Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Miles de chilenos enfermos no están en tratamiento

Hipertensión y diabetes son las dos patologías crónicas que muchos chilenos tienen y no tratan por distintos motivos.

Cardiología y Cirugía Cardiaca
CardioUC

ver contenidos
Miles de chilenos enfermos no están en tratamiento

“La magnitud de las enfermedades crónicas es tan grande que ningún país tiene capacidad para mantener a toda la población bien controlada. Nunca se llega más allá del 50% y en Chile llegamos a un tercio sumando todas las enfermedades crónicas no solo hipertensión y diabetes”, afirma la doctora Paula Margozzini, académica del Departamento de Salud Pública UC.

Así las cosas, un reciente informe del Ministerio de Salud da cuenta de que un millón 200 mil personas aproximadamente sufren de hipertensión o diabetes y no están en control por lo que su riesgo de sufrir una descompensación es alto.

En marzo, informó el ministerio, se estimaba un millón 193 mil 74 personas diagnosticadas con diabetes y solo el 55% se controla en consultorios. En el caso de la hipertensión, en tanto, la cobertura es algo mayor. Hay dos millones 250 mil 21 beneficiarios del sector público hipertensos y el 68% está en control. Como es posible que una persona tenga ambas patologías, es probable que el número de pacientes sin control sea algo menor que el estimado.Para estimular el adecuado manejo, el ministerio está implementado un sistema de mensajería de texto en el que se les recuerda a los pacientes que deben seguir su tratamiento. Además, se les llama.

La doctora Margozzini advierte que las mujeres se controlan más porque están más cerca del sistema de salud. Sin embargo, para que una persona efectivamente siga su tratamiento debería acudir al consultorio 11 días al año. “Eso significa tener que pedir permiso en el trabajo y la mayoría de las personas no puede hacerlo”, dice. Su propuesta es dispensar los medicamentos en lugares distintos a los consultorios para que los pacientes pudieran acudir a lugares más cercanos a sus lugares de trabajo.