Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

El ruido hace vulnerable a nuestro corazón

La contaminación acústica produce los mismos efectos que el estrés emocional en las personas lo que lleva a un mayor riesgo de enferma o morir por una enfermedad cardiovascular.

facebook twitter

Cardiología y Cirugía Cardiaca
CardioUC

ver contenidos
El ruido hace vulnerable a nuestro corazón

El doctor Gonzalo Martínez, académico de Medicina UC y cardiólogo de Red de Salud UC CHRISTUS, afirma que el ruido "aumenta la liberación de algunas hormonas como el cortisol (conocida como la hormona del estrés). Su elevación continua, producto de una exposición constante al ruido, altera el funcionamiento normal de los vasos sanguíneos".

El especialista fue entrevistado por el diario El Mercurio en relación con una investigación publicada en la Revista del Colegio Americano de Cardiología en la que se establece que cada vez hay más evidencia que conecta el ruido ambiental con la aparición de hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca, infartos y accidentes cerebrovasculares.

La OMS y el ruido

El límite de ruido recomendado por la Organización Mundial de la Salud es de 85 decibeles. Como referencia, una conversación normal bordea los 50 decibeles mientras que la sirena de una ambulancia o el motor de una moto superan los 120.

Un estudio de la Universidad de Berna realizó un estudio por más de 15 años en zonas residenciales cercanas a aeropuertos que demostró que las personas expuestas diariamente a estos ruidos tienen 30% más posibilidades de enfermar y morir del corazón que quienes habitan en sectores con menos contaminación acústica".

La razón, explica el autor principal del estudio -el doctor Thomas Munzel, director del Departamento de Medicina Interna de la Universidad de Mainz, Alemania- es que el ruido induce una respuesta inflamatoria en el organismo así como el aumento de ciertas hormonas que provocan daño en el sistema vascular.

El doctor Martínez asegura que la contaminación acústica produce en el corazón los mismos efectos que el estrés emocional lo que aumenta el riesgo.

Vulnerabilidad cardiaca

Los investigadores concluyen en su estido que el ruido se asocia con estrés oxidativo, disfunción vascular, desequilibrio autonómico y anomalías metabólicas todas ellas condciiones que aumentan las probabilidades de que una persona desarrolle otros factores de riesgo cardiovascular como diabetes e hipertensión. Y si la contaminación acústica se suma a la delaire, el riesgo es todavía mayor.

Munzel precisa -según la publicación- que en la medida en aumenta el porcentaje de la población expuesta a niveles perjudiciales de ruido en las ciudades, los nuevos desarrollos y la legislación para reducirlo " se vuelven importantes para la salud pública.

El doctor Gonzalo Martínez sugiere mitigar el impacto modificando otros factores de riesgo cardiovascular como reducir el consumo de azúcar y tabaco, controlar el colesterol y hacer actividad física.