Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

La importancia de un entorno saludable para los niños

Este mes nos ocupamos del corazón y la recomendación de los especialistas infantiles es que desde que nacen nuestros hijos debemos cuidar sus hábitos de vida saludable en el hogar.

Cardiología y Cirugía Cardiaca
CardioUC

ver contenidos
La importancia de un entorno saludable para los niños

La mayoría de las enfermedades crónicas no transmisibles pueden partir en la niñez y están asociadas a un estado nutricional, que ha desencadenado un aumento considerable en el sobrepeso y la obesidad infantil, llegando en Chile a afectar al 34% de los menores de 6 años.

Lo anterior se asocia a una prevalencia aumentada de factores de riesgo cardio-metabólicos como hipertensión, dislipidemia y alteración del metabolismo de la glucosa, que van a condicionar una enfermedad cardiovascular temprana y muerte precoz cuando adultos.

A diferencia de los niños que padecen de cardiopatías congénitas (defectos cardíacos estructurales desde el nacimiento) este grupo puede cambiar la evolución de su enfermedad a través de modificaciones tempranas que eviten el desarrollo de los factores de riesgo, lo que se denomina Prevención Primordial.

Así de enfática es la doctora Claudia Trincado, cardióloga infantil del Laboratorio de Cardiología Pediátrica de la Red de Salud UC CHRISTUS, en señalar la importancia en la educación temprana de los niños y sus padres, tutores, incluso profesores en fomentar hábitos de vida saludables que modifiquen la aparición de factores de riesgo cardiovascular.

Por ello,  la doctora Trincado precisa que “los niños están en esa edad valiosa para intervenir y poder trabajar con ellos y su entorno de tal forma de impactar positivamente en su calidad de vida adulta”.

Entonces, es fundamental educar y entender lo primordial que es arraigar hábitos de vida saludable, desde esta primera etapa: Incorporar más horas de actividad física, leer las etiquetas de los alimentos y regularizar lo que se vende en los kioscos de los colegios son algunas de las medidas, que a juicio de la especialista, se deben adoptar para reducir el riesgo de padecer una enfermedad del corazón en la edad adulta.