Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

10 claves para cuidar tu corazón

Realizar pequeños cambios en el estilo de vida puede generar grandes beneficios para la salud cardiaca y el bienestar general de las personas.

Cardiología y Cirugía Cardiaca
CardioUC

ver contenidos
10 claves para cuidar tu corazón

No es necesario hacer grandes sacrificios para mantener un corazón sano.  La doctora  Mónica Acevedo, cardióloga de la Red Salud UC CHRISTUS, da los siguientes consejos que practicados todos los días, pueden ayudar mucho en el cuidado del corazón.  

1.- Cuidar el peso y la alimentación: Un peso adecuado se logra al equilibrar las calorías que se ingieren con las que se gastan durante el día. Lo ideal es gastar más de lo que se come. El índice de masa corporal no debe superar los 25 kg/m2. Se debe incluir en la dieta pescados, carnes magras, tales como pollo, pavo, frutos secos, nueces, almendras, aceite de oliva, lácteos descremados, frutas, verduras y legumbres que aporten los minerales y vitaminas que el  cuerpo necesita. También incluye ácidos grasos, como Omega 3, 6 y 9.   

2.- Controlar el colesterol y la glucosa: El exceso de colesterol se deposita en las paredes de los vasos sanguíneos y obstruye el flujo de la sangre. Si en ayunas los resultados del colesterol superan los 200 mg/dl y la glicemia es superior a 100 mg/dl, es necesario consultar con un especialista.  

3.- Dormir bien: Dormir 8 horas diarias, porque el descanso permite reponer energías y evita consumir estimulantes o exceso de cafeína para rendir durante el día.  

4.- Mantenerse activo: Al ser un músculo, el corazón necesita ejercitarse. Por eso, se recomienda la realización de actividad física regular, que mejorará la circulación sanguínea en todo el cuerpo y las arterias lograrán una mayor y mejor dilatación, los niveles de colesterol y de triglicéridos en la sangre se reducirán y la presión arterial disminuirá. La indicación actual son 150 minutos a la semana de ejercicio aeróbico de moderada a importante intensidad.

5.- Controlar el estrés y la ansiedad: Intente generar espacios para desconectarse. Practicas como el yoga u otro tipo de ejercicio pueden ser de gran utilidad.  

6.- Controlar la presión: La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Los niveles de una persona sana están bajo los 140/90 mm Hg. Es importante chequearla constantemente, ya que la hipertensión suele ser asintomática, es decir no da síntomas o estos suelen ser inespecíficos. Una medida útil es disminuir el consumo de sal.   

7.- No fumar: El tabaco reduce la cantidad de oxígeno en la sangre; estrecha y endurece la capa interna de las arterias, y hace que la presión arterial aumente. Además, aumenta el riesgo de formación de coágulos y puede reducir los niveles de colesterol bueno (HDL) en la sangre y de aumentar los niveles del malo (LDL) y de los triglicéridos. Un cigarrillo diario es suficiente para aumentar el riesgo de ataque cardiaco o cerebral.  

8.- Disminuir el consumo de alcohol y otras sustancias: Al mezclarse con la sangre afectan el funcionamiento de muchos órganos del cuerpo. La cocaína produce contracción de los vasos sanguíneos y puede causar un infarto. Una droga muy usada actualmente por los hombres, es el sildenafil, que es un medicamento para provocar erección peniana, el problema de este remedio es que es un vasodilatador y produce taquicardia (pulso rápido) y puede producir hipotensión (presión muy baja).  

9.- Chequearse a tiempo: Se estima que la mitad de las personas que mueren repentinamente por males coronarios no sabía de su problema. Es fundamental la realización periódica de chequeos médicos, especialmente si existen factores de riesgo. En general, después de los 40 años se recomienda un control anual con médico y la realización de al menos un colesterol y una glicemia, además de la medición del peso y la talla, para prevenir obesidad. Si se tiene otros factores de riesgo como tabaquismo, diabetes, hipertensión, y/o antecedente familiar de enfermedad coronaria, estos chequeos pueden requerir mayor periodicidad.  

10.- Controlar la diabetes: Puede provocar graves alteraciones en el corazón, riñones, visión y extremidades inferiores. Si existen antecedentes familiares con esta enfermedad, o se tiene  sobrepeso u obesidad, hay más probabilidades de desarrollarla.