Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Delirium postoperatorio, la importancia de prevenir

Es una entidad mucho más frecuente en las personas mayores, esta condición puede generar altísimos costos asociados con una hospitalización más prolongada, mayor uso de medicamentos y deterioro de la calidad de vida de las personas. Simples intervenciones médicas pueden disminuir el riesgo.

Anestesiología

ver contenidos
Delirium postoperatorio, la importancia de prevenir

Que la población mundial envejece ya no es un misterio para nadie. Un reciente estudio de la Organización de Naciones Unidas afirma que una quinta parte de los habitantes del mundo tienen más de 65 años. También se sabe que entre el 30% y el 40% de estas personas serán intervenidas quirúrgicamente en esta etapa de la vida.

Y son precisamente las personas mayores quienes tienen un mayor riesgo de experimentar una complicación después de una cirugía, llamada delirium postoperatorio, el que se define como “una alteración aguda de la atención y la cognición con una creciente perturbación de la conciencia”, según explica el Dr. Eduardo Vega, anestesiólogo de Red Salud UC. Así, el paciente cuando presenta este cuadro puede tener una reducida claridad respecto del ambiente en el que se encuentra, experimentar alteraciones en la memoria, la orientación o el lenguaje así como alteraciones de percepción como ilusiones o alucinaciones. Este cuadro suele tener un desarrollo agudo y tener fluctuaciones durante el día.

Existen diversas presentaciones del delirium postoperatorio; el delirium hipoactivo, que es el más común y frecuente en la población mayor, que por sus características puede pasar inadvertido al equipo asistencial; el delirium hiperactivo en el que el paciente está hipervigilante, agitado y que es clínicamente obvio y el delirium mixto en el que los dos extremos pueden presentarse de forma alternada.

Se sabe, dice el Dr. Vega, que existen los factores predisponentes entre los que destaca el tener más de 65 años, alteración cognitiva previa, alteración visual o auditiva, depresión activa, entre otros y por otro lado existen los factores precipitantes como el evento quirúrgico, cuadros infecciosos, alteraciones metabólicas, alteraciones del sueño, dolor o incomodidad, que pueden así en pacientes susceptibles  provocar finalmente el cuadro completo de delirium posterior a una cirugía.

“Lo que está demostrado es el que el manejo multidisciplinario del paciente, antes de la cirugía, nos permite prevenir de manera importante los cuadros de delirium. Por eso, en nuestra experiencia hemos incorporado a médicos geriatras que nos ayudan en la evaluación preoperatoria  de modo de tomar las medidas necesarias en pacientes de alto riesgo”, asegura el Dr. Vega.

Entre esas medidas, algunas que parecen obvias., destacan; si el paciente tiene alteración visual o auditiva, hay que asegurarse de que al despertar de la anestesia tenga prontamente sus anteojos o audífonos. También acompañarlo en el postoperatorio para reorientarlo temporo-espacialmente así como minimizar las restricciones físicas. También es esencial hidratarlo de forma adecuada, disminuir el uso de medicamentos de alto riesgo como las benzodiacepinas, los antihistamínicos, entre otros, mantener el ciclo sueño-vigilia, controlar el dolor y asegurar el tránsito intestinal y la micción.

“El delirium postoperatorio es una condición común y constituye un marcador de la calidad de la atención en salud al tiempo que se asocia con eventos adversos a corto y largo plazo. Tomando en consideración lo planteado anteriormente es que en nuestra institución se ha creado un manejo con diversos especialistas cuyo principal objetivo es la prevención, siendo demostrado en la literatura internacional, ser la medida más costo efectiva, asevera el Dr. Vega.