Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Criptorquidia

Testículo no descendido

Abc de la salud

ver contenidos

¿Qué es?

La criptorquidia es la falta de descenso testicular permanente al escroto.
Si el testículo se localiza fuera de este trayecto se le denomina testículo ectópico. Ambas condiciones se
conocen como testículo no descendido. Si el testículo está ascendido pero desciende fácilmente al escroto durante el examen y permanece en él, es llamado testículo retráctil o en ascensor. Esta condición es frecuente en niños entre los 6 meses y los 13 años (80%), más acentuado entre los 2 y 7 años, periodo donde los testículos retráctiles se confunden fácilmente con la criptorquidia. Después de la pubertad este reflejo está ausente en casi todos.
Aproximadamente el 3.4% en los recién nacidos de término tienen esta condición. Durante el primer año de vida, especialmente los primeros seis meses, los testículos descienden en el 95% de los prematuros y en el 75% de los de término. A partir del primer año y hasta la vida adulta, la incidencia de criptorquidia es de un 0.8% a 1%. Los casos bilaterales son 10% a 20% y en un 20% se presentan como
testículos no palpables. La incidencia de monorquia o ausencia testicular unilateral es de un 3% a 5% de todos los
testículos no descendidos.
Los testículos que no descienden de forma natural al escroto se consideran anormales y tienen una mayor probabilidad de desarrollar cáncer sin importar si son o no llevados al escroto.

¿Por qué se produce?

La causa de la criptorquidia generalmente es multifactorial e incluye alteraciones anatómicas y hormonales.

Síntomas

Por lo general, no hay síntomas, excepto que no se puede encontrar el testículo en el escroto (lo que se puede describir como un escroto vacío). Los hombres adultos que padezcan criptorquidia pueden tener problemas de infertilidad.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de criptorquidia es clínico, mediante un examen físico en adecuadas condiciones de tranquilidad y
temperatura. Sin embargo, en el caso de testículo no palpable el ultrasonido inguinal permite destacar la presencia de
tejido testicular bajo el anillo inguinal interno, lo que corresponde al 50% de los testículos no palpables.
Con la incorporación de la laparoscopia, este es el examen de elección para la ubicación de los testículos intraabdominales, siendo esta la localización que se asocia con la más alta incidencia al cáncer testicular.
En el caso de testículos no palpables bilaterales, el estudio comienza con un examen cromosómico y endocrinológico, para
descartar la anorquia o ausencia testicular bilateral.

¿Cómo se trata?

El tratamiento de elección es la corrección quirúrgica y ya que las alteraciones en la línea germinativa en una criptorquidia comienzan después del segundo año de vida y existe un descenso espontáneo durante los primeros meses, la edad actual de la indicación quirúrgica es entre los 12 y 18 meses.
En el caso de testículos no palpables, en el mismo acto quirúrgico se realiza la laparoscopia y el eventual descenso
testicular.
El tratamiento hormonal con HCG, GnRH o terapia combinada está reservado para las criptorquidias bilaterales con fines
diagnóstico y terapéutico, y ha de realizarse antes de los 18 meses de vida. El éxito de este tipo de tratamiento no supera el 35%. Los testículos retráctiles no requieren tratamiento, sólo seguimiento.
El pronóstico de la criptorquidia depende de la localización, de las malformaciones epidídimo-testicular asociadas, de la
prontitud del tratamiento y del seguimiento.


Fuente: Dra. Paulina Baquedano D., uróloga pediátrica UC.