Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Cómo prepararse para los virus de invierno

Lluvia y frío suelen presentar las condiciones perfectas para que nuestros hijos se contagien con los temidos virus respiratorios.

Clínica San Carlos de Apoquindo

ver contenidos

1 de Junio de 2017

Cómo prepararse para los virus de invierno

Las enfermedades respiratorias son la causa más frecuente de consulta entre los niños más pequeños. Y los meses fríos son la época en la que estas enfermedades se presentan con mayor intensidad y frecuencia.

Según explica la doctora Marcela Monge, pediatra   jefa de la Unidad de Pediatría de Clínica San Carlos de Apoquindo, las enfermedades  más frecuentes son las  infecciones  respiratorias altas que incluyen: resfrío común,  faringitis aguda, laringitis y otras. Sin embargo,  en época de circulación de  virus respiratorio sincicial (VRS)  adquieren importancia  los cuadros respiratorios con componente bajo como bronquiolitis, bronquitis, crisis asmáticas y neumonía. La circulación de virus invernales, especialmente VRS varía de año en año, pero en general predomina en los meses de Junio y Julio, siendo el grupo menor de 1 año e más susceptible.

La duración del cuadro depende de la edad del niño, virus adquirido, antecedentes o enfermedades preexistentes y otros, siendo en promedio entre 7-10 días con un peak de intensidad al tercero y cuarto. Se recomienda consultar  si supera los plazos habituales   o si durante este plazo el niño presenta dificultad respiratoria, fiebre persistente o decaimiento marcado. El niño menor de 3 meses debe consultar en forma precoz , dado que su sistema respiratorio e inmunitario es inmaduro y presentan mayor tasa de complicaciones. Las enfermedades más frecuentes son:

Gripe o influenza

Es una enfermedad respiratoria contagiosa, causada por el virus influenza, que afecta generalmente la parte superior del sistema respiratorio. Los síntomas son fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, secreción nasal, tos seca, dolor de garganta y mucho cansancio o debilidad.

Para prevenirla hay que evitar el contacto con enfermos, lavarse las manos, no compartir utensilios y vacunarse anualmente.

Los afectados tienen que hacer reposo, tratar de evitar el contagio a otras personas, cubrir su boca y nariz al estornudar o toser, consultar con un médico precozmente en niños menores de dos años.  El tratamiento incluye hidratación,  tratamiento sintomático para la fiebre y malestar general como paracetamol y antiinflamatorios y eventualmente utilización del antiviral oseltamivir.

Faringitis

Es la inflamación de la faringe o parte posterior de la garganta, causada principalmente por virus, aunque también puede ser de origen bacteriano. Suele presentarse con síntomas como  dolor de garganta, fiebre y síntomas respiratorios.

Como en todo cuadro respiratorio  lo ideal es evitar el contacto con enfermos, las aglomeraciones y lavar frecuentemente las manos.

Bronquitis aguda

Es la inflamación de las vías aéreas inferiores, causada por una infección respiratoria viral, que también podría ser bacteriana. Sus síntomas son tos, cansancio con o sin  fiebre y secreción bronquial. Dura entre 7-10 días y  consiste en la inflamación prolongada de los bronquios con producción permanente de expectoración mucosa. Puede ser de mayor gravedad cuando compromnete a niños menores de 6 meses . Prevención: Para prevenirla, hay que evitar el contacto con enfermos, eludir aglomeraciones y lavarse las manos.

Virus respiratorio sincicial (VRS)

Afecta al sistema respiratorio y es la principal causa de bronquitis y neumonía en niños. Ataca con mayor gravedad a menores de 6 meses, que son especialmente vulnerables a presentar complicaciones derivadas de la infección.

Se transmite a través de secreciones respiratorias (saliva o mucosa) que se expanden en gotas al hablar, llorar, estornudar o toser, también a través de las manos y objetos que han estado en contacto con secreciones respiratorias de personas infectadas.

El virus sobrevive en el ambiente por horas y entra por la nariz, la boca o los ojos. Cuando alguien se contagia, incuba el virus por aproximadamente cinco días antes de presentar los síntomas, aunque el rango puede extenderse de dos a ocho días.

El sincicial es un virus que afecta a la mayoría de los niños. Sin embargo, mientras en algunos no reviste mayor gravedad, en otros puede ser tan agresivo que puede poner en riesgo incluso la vida.

Señales de alerta

Hay síntomas que indican que una persona debe ser atendida de inmediato en un centro asistencial. En los niños menores de un año hay que estar atentos a las siguientes señales:

Recomendaciones para prevenir

La doctora Marcela Monge indica segura que existen una serie de simples medidas para disminuir el contagio de las enfermedades respiratorias, entre las que detalla: