Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Vacuna para el cáncer de mama

En la Escuela de Medicina de la U. de Washington se realizó un ensayo que obtuvo prometedores resultados.

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
Vacuna para el cáncer de mama

Investigadores estadounidenses crearon una vacuna para el cáncer de mama que podría representar una gran esperanza para quienes lo padecen. La vacuna desarrollada logró –durante el estudio- activar las defensas de las pacientes  para atacar el tumor metastásico y retardar el avance de la enfermedad.

Aunque se trata de un ensayo inicial, los investigadores aseguran que con la inmunización el sistema inmune apuntó a una proteína llamada mamaglobina-A, que es la responsable de generar el tumor.

El doctor César Sánchez, oncólogo y especialista en cáncer de mama de Red de Salud UC CHRISTUS, dice que el sistema inmune es muy complejo, vigila el organismo y evita el daño que puedan producir agentes dañinos. En su trabajo, controla que células anormales que pudiesen originar un cáncer crezcan e induzcan la enfermedad. “Pero, en ocasiones, estas células evaden este sistema y causan la enfermedad”, afirma.

El especialista asegura que desde hace mucho tiempo se ha intentado recuperar o potenciar la capacidad del sistema inmune de reconocer y eliminar estas células en pacientes con cáncer. “Una forma es usando vacunas que estimula la producción de anticuerpos contra las células cancerígenas. Otra forma es inyectar directamente anticuerpos a la sangre. Otras formas, más recientes, apuntan a recuperar la activación de las células del sistema inmune para que reconozcan y ataquen células de cáncer anormales”, explica.

Respecto del estudio de investigadores de la Universidad de Washington, el doctor Sánchez tiene una opinión. “Es un trabajo inicial, que busca principalmente medir los efectos tóxicos del tratamiento y el cambio que  este induce en la sangre y el tumor. Así como este, existen muchos otros estudios con resultados alentadores y promisorios. Sin embargo, aún es insuficiente para recomendarlo en el uso clínico habitual. A veces, al seguir investigando, reclutando más pacientes o vigilarlos por más tiempos, estos efectos iniciales se pierden o aparecen efectos adversos que ponen en riesgo la seguridad de los participantes. El análisis de cómo el sistema inmune puede ayudarnos a curar un cáncer está en pleno desarrollo y esperamos que pronto este conocimiento se transforme en tratamientos y estrategias de prevención”.