Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Puntos para evaluar donación de órganos

BAR, del inglés Balance of Risk, pone en una balanza el riesgo del Paciente y también del donante para predecir el éxito de un trasplante hepático más allá de la exclusiva gravedad clínica del receptor.

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
Puntos para evaluar donación de órganos


El doctor Jorge Martínez, cirujano digestivo de la Facultad de Medicina UC e integrante del Programa de Trasplantes UC, hizo –durante el Congreso de la Sociedad Europea para el Trasplante de Órganos, realizada en Bruselas- una presentación de la evaluación de este indicador en la casuística de trasplantes hepáticos realizados en pacientes adultos desde 2003 en nuestra Red de Salud UC CHRISTUS.

"Entendiendo que en Chile cada año fallecen alrededor de 4.000 personas por enfermedades hepáticas, lo que representa un 5% del total de las muertes y dado que las donaciones de órganos son un recurso escaso, el contar con una herramienta de asignación de órganos en forma más eficiente, mejora los resultados globales del trasplante. En este escenario, este score viene a ser un gran paso", sostiene el especialista.

En Chile, en general, se utiliza el sistema MELD (del inglés “Model For End-Stage Liver Disease”) en la asignación de hígados para trasplantes y cómo índice de pronóstico, pero éste sólo mide la gravedad clínica del receptor. Así, mientras más grave el paciente, más asciende en la lista de espera para obtener un órgano. Sin embargo, cuando existen pocos donantes, mientras más alto sea el MELD, más riesgos tendrá el paciente con un desmedro en las posibilidades de éxito de ese trasplante.

"Cuando evaluamos los resultados del trasplante en nuestro centro de acuerdo con el score de MELD, observamos que éste no separa a diferentes poblaciones de riesgo, es decir no predice la probabilidad de éxito del trasplante; de manera que según este hoy no se puede rechazar a un paciente para un trasplante. Puede intuirse que será muy arriesgado, difícil, con hospitalizaciones más largas y mayor estadía en UCI, etc.", explica el académico.

Otro sistema que también se utiliza a nivel mundial y que proviene desde Estados Unidos es el Índice de Riesgo del Donante  sus siglas en inglés: DRI. Este score evalúa sólo los factores de riesgo del donante. "Un problema específico de este sistema es que utiliza elementos que no son aplicables en Chile. Por ejemplo, separa a los donantes por raza (Negra /Caucásica); además señala que los pacientes que miden sobre 1,80 metros tienen mayores posibilidades de éxito de un trasplante", agrega. 

El espefcialista acota que "al aplicar esta tercera alternativa, el score de BAR, se puede obtener un mejor pronóstico acerca del futuro éxito del trasplante. Esto porque este índice no sólo toma información sobre el receptor, sino también del donante, incluyendo el tiempo de isquemia, tiempo en que el órgano está sin circulación de sangre”, indica. Además permite que en casos muy concretos con MELD muy altos, que están en la Unidades de Cuidados Intensivos esperando un trasplante, se puede determinar de mejor forma cuándo un donante calza mejor que otro para ese paciente en particular.

En un país donde se necesitan aún 1.300 órganos para cubrir todos los trasplantes y hasta la fecha sólo se han recibido 140, con una población cada vez más añosa y que presenta enfermedades de base como la obesidad, este índice puede hacer una gran diferencia. "Nos permite entender que este tipo de personas sí pueden donar en determinados casos, y que su hígado asignado de acuerdo a BAR, vaya a un receptor con buenas probabilidades de éxito; también cuando los receptores están muy graves y el score de MELD nos lleva a pensar que estas personas tienen pocas posibilidades, con el BAR se pude conseguir un órgano más apropiado para su situación", señaló.

De alguna forma este indicador permite predecir e incluso seleccionar la mejor compatibilidad entre el donante y el receptor. "Lo interesante es que si bien este método fue creado en Suiza, esta es la primera vez que es validado en un país latinoamericano. De hecho nos hemos convertido en el primer país que presenta datos propios", agrega.

En el estudio original el corte de los pacientes se establece en el rango de 18, sin embargo en la evaluación del equipo UC, este dato cambia. "Acá si el score es superior a 15, la probabilidad de éxito de un trasplante es inferior al 50% y si es inferior, la posibilidad de llegar a buen puerto es superior al 75%", explica el doctor Martínez. Este índice se está utilizando en forma prospectiva en los últimos 3 meses en el Hospital Clínico. Nos parece un recurso útil, porque no es engorroso, ya que a través de una plataforma web los médicos pueden vaciar los datos y de acuerdo a ello aceptar o no un donante para determinado receptor, no en base a apreciaciones subjetivas, sino en base a un cálculo matemático.
A partir de ahora la idea es poder transmitir la efectividad de este score a otros centros de salud del país. "Creemos que utilizando este índice podemos hacer un real aporte", finaliza.