Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

A cuidarse del sol en el lugar que estemos

Con la llegada de las altas temperaturas los viajes y paseos a las playas, parques y otros similares se hacen más frecuentes y por eso, es recomendable que empecemos a tomar ciertas precauciones para proteger nuestra piel de las quemaduras que se producen por la exposición, voluntaria o circunstancial al sol.

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
A cuidarse del sol en el lugar que estemos

El dermatólogo de Red Salud UC, Dr. Néstor Carreño, nos entrega algunas recomendaciones para prevenir los efectos de la radiación en nuestra piel.

En primer lugar, indica que hay que considerar las diferencias geográficas entre los lugares donde nos vamos a exponer al sol. Por ejemplo, en la playa la brisa marina evita que la temperatura de la piel suba y por ende, la persona no nota inmediatamente que se está produciendo una quemadura.  Similar situación se produce con los días nublados, los rayos ultravioletas de tipo B quedan detenidos en las nubes, pero los rayos ultravioleta de tipo A pasan esta barrera y llegan directamente a la piel, pudiendo provocar quemaduras que se van a expresar en horas o incluso uno o dos días después de haber presentado esta exposición, según precisa el facultativo.  Para evitar este tipo de situaciones, el Dr. Carreño advierte que es necesaria la utilización de bloqueadores solares que son sustancias que al ser aplicadas directamente sobre la piel entregan una barrera de protección frente a la radiación UV. Sin embargo, los bloqueadores solares no son la barrera más importante.  El dermatólogo de Red Salud UC señala que la barrera más importante siempre es evitar la exposición solar en aquellas horas en las que se presenta con mayor incidencia sobre la tierra, eso es entre las 11.00 de la mañana y las 15.00 hrs. de la tarde.

En segundo lugar, el uso de ropa apropiada que sea capaz de protegernos: si vamos a estar haciendo algún trabajo o deporte al aire libre en una época de alta radiación, protegernos con ropa apropiada que tenga una trama alta que permita no pasar radiación o que permita cubrir las superficies de manera extensa, por ejemplo, usar poleras delgadas de manga larga, utilizar gorro, lentes.

Y por último, el uso de protector solar, el que va a permitir que aquellas áreas que no han sido protegidas puedan defenderse de la radiación UV. Agrega que en ningún caso los bloqueadores solares permiten a las personas ponerse a tomar sol. Todo lo contrario, un bloqueador solar no está hecho para que una persona se exponga a la luz directamente, si no para protegerse de aquella radiación que no es posible evitar por medios físicos de protección general.

Para elegir el factor de protección y tipo adecuado de protector es necesario considerar que siempre debe ser mayor a factor 30 para personas jóvenes de piel sana. Los adultos mayores, niños pequeños y personas con enfermedades a la piel, deben elegir un factor de 50 hacia arriba. Lo mismo ocurre con las personas que realizan actividades al aire libre.  En cuanto a qué significa la numeración del factor de protección solar de los bloqueadores, el Dr. Carreño, explica que “el número de factor de protección, indica la cantidad de tiempo que podemos estar al sol de manera más protegida. Por ejemplo, si la quemadura se produce a los 5 minutos y usamos un factor 50, ese 50 se multiplica por 5 minutos y el resultado es el tiempo que podemos estar al sol (50x5=250 minutos)”. Agrega que para la cara y zonas pilosas del cuerpo (piernas, brazos), se aconseja aplicar un gel con protección solar; para lugares de piel seca, en crema. 

El profesional recomienda además, no utilizar bronceadores, pues son en realidad aceleradores de las quemaduras solares que tienen algunas características y medios que facilitan la llegada de la radiación a la piel, son en general productos aceitosos que tienen algunos colores muy particulares, estos colores tipo zanahoria, y que tienen un filtro de protección asociada en general menor de 4, lo que según el Dr. Carreño, en realidad no sirve para nada y es prácticamente ponerse aceite sobre la piel, entonces es ningún caso son un producto recomendable, porque son productos que pueden generar falsa sensación de seguridad y por lo tanto ser más peligrosos.