Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Prevenga infartos cerebrales

El control de hipertensión y la actividad física ayudan a disminuir el riesgo de posibles infartos.

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
Prevenga infartos cerebrales

Uno de cada tres adultos en el mundo tiene hipertensión, y uno de cada diez tiene diabetes, según estadísticas de la OMS. Ambas patologías son factores de riesgo de accidente cerebrovascular, que es una de las principales causas de discapacidad en el mundo. 

El Dr. Michel Bergoeing, cirujano vascular de Red Salud UC, explica que la hipertensión es un círculo vicioso: “Si se deposita colesterol en las arterias, el vaso se vuelve rígido, se eleva la presión con que el corazón bombea la sangre y te haces hipertenso. Pero si eres hipertenso, la tensión produce daño en las arterias, favoreciendo el depósito de sedimentos”.

El colesterol en las arterias es un riesgo, porque su sedimento limita la irrigación de sangre a los órganos. Y, si bien la hipertensión tiene un fuerte factor hereditario, se ha comprobado que la actividad física es una forma efectiva para disminuir los niveles de tensión en las arterias. “El ejercicio constante dilata los vasos sanguíneos, por lo que la sangre fluye más rápido a una presión más baja”, sentencia el Dr. Bergoeing.

La presión arterial normal en una persona adulta llega a 120 milímetros de mercurio durante la fase de sístole, cuando el corazón se contrae, y debe bajar a 80 durante la diástole, cuando el corazón se relaja. La cifra de presión normal es, entonces, 120/80. Se habla de hipertensión cuando la medida es igual o superior a 140 durante la sístole estando la persona en reposo, o hasta 90 durante la diástole.