Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Papás alérgicos, hijos alérgicos

La rinitis es la manifestación más frecuente entre las alergias y puede presentarse en cualquier época de la vida. Se estima que alrededor del 15% de la población mundial la padece.

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
Papás alérgicos, hijos alérgicos

Llega la primavera y los estornudos se multiplican, los ojos de muchas personas se enrojecen y la venta de pañuelos desechables se incrementa. Son las alergias estacionales.

La rinitis, principal manifestación de la alergia primaveral, se caracteriza por la inflamación de las mucosas de la nariz y del conjunto de cavidades aéreas que comunican con las fosas nasales y aparece por la reacción del paciente frente a una sustancia capaz de provocar alergia, entre ellos pólenes de pasto. Esta es la peor época para los alérgicos polínicos y se hace muy notoria. 

Desde hace ya bastante tiempo se sabe que las alergias tienen un componente hereditario  o genético muy importante. "Lo que se hereda es la predisposición o susceptibilidad para desarrollar alergias. Si uno de los padres es alérgico, las posibilidades de que el hijo también lo sea son de un 30 a un 35 %. Si ambos padres sufren esta patología, las probabilidades superan largamente el 50%. A pesar de ello, hay niños que sufren de alergias a pesar de que en familia no haya antecedentes", explica la doctora Ximena Fonseca, otorrinolaringóloga de la Red de Salud UC CHRISTUS.

Sin embargo, para que los síntomas se presenten se necesita de una exposición repetitiva o constante a partículas inhaladas o ingeridas, con características bien definidas, que se denominan alergenos y que son los responsables de gatillar o desencadenar los síntomas de  la alergia.  

Como los factores genéticos no son susceptibles de modificar, es importante contar con un diagnóstico diferencial que permita indicar un tratamiento adecuado para cada persona.

La especialista explica que el diagnóstico de la rinitis alérgica es fundamentalmente clínico. "Es decir, los médicos analizamos el historial del paciente, revisamos los antecedentes familiares, evaluamos los síntomas y desde cuándo los tiene, y si se desencadenan en alguna circunstancia especial o en determinada estación del año. Esto se complementa con el examen físico. Si es necesario, se puede apoyar en estudios específicos de alergias.

Una vez determinada la condición de alérgico de una persona, se da inicio al tratamiento farmacológico, que depende del grado de severidad de los síntomas. Lo que buscamos es aumentar su tolerancia a las sustancias que desencadenan los síntomas y así evitar una respuesta agresiva del organismo frente a ellos. Muy excepcionalmente puede indicarse un tratamiento con inmunoterapia para la rinitis aunque este es utilizado más bien en pacientes con asma", comenta.

No siempre es necesario consultar a un especialista. La mayoría de las veces, el médico general puede resolver y entregar el tratamiento adecuado. Sin embargo, si la respuesta a la terapia no es buena es preciso consultar con un otorrinolaringólogo para descartar otras enfermedades que pueden provocar los mismos síntomas de obstrucción y secreción nasal.

En cualquier caso, hay medidas muy sencillas que pueden ayudar a los alérgicos a disminuir los síntomas.