Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Laparoscopía en 3D para trasplante hepático con donante vivo

Nuestra red es pionera en el uso de esta técnica

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
 Laparoscopía en 3D para trasplante hepático con donante vivo

Una experiencia de más de dos décadas y una historia de más de 200 trasplantes hepáticos sitúan a nuestro Hospital Clínico como un centro líder en este tipo de cirugías. Solo el año pasado se realizaron 27.

Además, el equipo de Trasplante Hepático de la Red de Salud UC CHRISTUS ha sido pionero en realizar cirugías laparoscópicas para extraer el injerto de hígado del donante vivo en trasplantes hepáticos en niños.

 “El donante es, por lo general, uno de los padres al que se le saca aproximadamente el 25% del órgano. Se trata de una cirugía compleja, no exenta de complicaciones”, explica el doctor Nicolás Jarufe, cirujano digestivo de nuestra red.

En Chile, aproximadamente el 15% de los trasplantes hepáticos corresponde a niños. Maite es una pequeñita de 7 meses, procedente de Calama, quien nació con un hígado defectuoso y llegó de urgencia a Santiago. Su mamá, Margaret Garay, se convirtió en el primer caso de donante vivo operado con laparoscopía 3D en nuestro país. 

Esta técnica permite tener una visión más “real” logrando una disección más fina y precisa en cirugías complejas ya que optimiza la visualización de las estructuras y otorga profundidad que no se obtiene con la visión tradicional.

A lo anterior se suma una rápida recuperación, menos dolor y el evitar la gran cicatriz que deja la cirugía abierta. Margaret cuenta que a los tres días ya podía caminar y estar con su hija. 

La utilización de laparoscopía 3D para donante vivo en casos de trasplante hepático es un procedimiento no frecuente en el mundo. Sin embargo, es una opción en países como el nuestro en el que la disminución de donantes ha aumentado. Solo en 2013 hubo una baja de 30% en relación con el año anterior. Esta falta de donantes, afirma el doctor Jarufe, “nos lleva a aceptar muchas veces hígados llamados marginales, de personas mayores o con hasta 50% de grasa, que provienen de personas con sobrepeso o diabética: De esa manera las posibilidades de éxito son menores”.