Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

¿Has sentido acidez?

Aunque parezca banal, la acidez es considerada por los especialistas como uno de los síntomas cardinales del reflujo gastroesofágico y es el tema central del Día Mundial de la Salud Digestiva que se conmemora el 29 de mayo.

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
¿Has sentido acidez?

Su nombre médico es pirosis, pero todo el mundo entiende cuando se habla de acidez estomacal. Todos la hemos sufrido alguna vez. Pero cuando esta sensación de ardor en el pecho o la garganta se repite a menudo, es posible que se deba a una enfermedad llamada reflujo gastroesofágico.

La Organización Mundial de Gastroenterología conmemora cada 29 de mayo el Día Mundial de la Salud Digestiva. Este año, el lema es “Acidez, una perspectiva global”.

La acidez ocurre cuando el ácido del estómago regresa hacia el esófago, el encargado de transportar la comida desde la boca hacia el estómago. El embarazo, algunos alimentos, el alcohol y algunos medicamentos pueden provocarla. Es importante tratarla, dicen los especialistas, porque si se mantiene en el tiempo el reflujo puede dañar el esófago.

El doctor Marco Arrese, jefe del Departamento de Gastroenterología de la Facultad de Medicina UC y gastroenterólogo en Red de Salud UC CHRISTUS, explica que la prevalencia de reflujo gastroesofágico ha ido aumentando en todo el mundo, aunque existen marcadas diferencias. “Van desde 2.5% a 6.6% en Asia oriental hasta un rango de entre 14% y 26% en América del norte. La razón no está clara, pero pareciera estar relacionada con la prevalencia de obesidad y hábitos alimentarios”, dice.

Afortunadamente, existen medicamentos seguros y eficaces para controlar la acidez y el reflujo gastroesofágico. Sin embargo, siendo la acidez el principal síntoma del reflujo, un porcentaje importante de quienes la padecen no tiene acidez. Lo mismo ocurre en el sentido inverso. No todos quienes sufren de acidez, tiene reflujo.

“Por eso, es muy importante un diagnóstico oportuno y adecuado, que permita hacer la diferencia y entregar un tratamiento eficaz”, asegura el especialista.