Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Ocho casos de virus hanta confirmados

Las vacaciones soñadas se pueden transformar en una pesadilla debido a la presencia del famoso virus Hanta, un agente infeccioso pone en riesgo la vida.

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
Ocho casos de virus hanta confirmados

Durante enero y febrero la población se ve mayormente expuesta al contagio. Este microorganismo se transmite por la inhalación de las partículas secas de fecas, orina o saliva de roedores "colilargos" infectados con el virus, y ocasiona cuadros respiratorios de diversa complejidad. 


Si bien este año los casos de contagio han disminuido respecto de 2012, no se puede bajar la guardia. Especialmente en esta época en que muchas familias "invaden" terrenos que durante todo el año han sido usados por los roedores: bosques, zonas con matorrales e incluso cabañas que han estado cerradas por mucho tiempo. 


Para evitar contagios, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:


-Al llegar a una vivienda que ha estado deshabitada por mucho tiempo, cubra su boca y nariz. Luego, abra puertas, ventanas y dejar ventile durante 30 minutos.


-Antes de barrer, humedezca el piso con agua y cloro. Así no se levantará polvo.-Limpiar todas las superficies que estarán en contacto con las personas (baños, cocina, habitaciones, etc.) con una solución de agua con cloro o desinfectante.


-Desmalezar el perímetro que rodea la cabaña. Sí hay depósitos de madera, alejarlos de la casa.


-Almacenar la basura en compartimentos herméticos o tarros con tapa y siempre en bolsas debidamente cerradas.


-Lavar los utensilios de cocina y vajilla inmediatamente después de usados, para no dejar restos de comida al alcance de ratones.


-Disminuir las fuentes de agua y humedad en el exterior de la casa, para evitar que los ratones se acerquen a beber.


-Eliminar nidos de ratones hechos de papeles, pasto seco o ropas. Además revisar que no existan restos de alimentos o de fecas de roedores al interior de la casa.


-Cerrar las grietas o aberturas por donde puedan introducirse los ratones. Mantener puertas y ventanas protegidas con mallas.


-Usar trampas para ratones, sobre todo en áreas donde puedan acceder a los recintos ocupados por personas.


-Eliminar o minimizar los sitios donde puedan anidar los ratones, como pilas de leña o acopios de materiales.


-Si se encuentra un ratón muerto, rociarlo con desinfectante, introducirlo en doble bolsa plástica y enterrarlo o quemarlo.


-Si se está en camping, mantener la comida en envases herméticos para no atraer los roedores.


-La basura, en este caso, debe dejarse fuera del alcance de los roedores o enterrarse al menos a medio metro de profundidad.

 

Los síntomas más habituales de esta enfermedad son: 


-Al inicio hay malestar general, fiebre (superior a 38°C), dolores de grupos musculares grandes, cefalea. Aproximadamente, el 50% de los pacientes presentan nauseas, vómitos, diarrea y dolor abdominal. 


-Entre 4 y 10 días después aparecen tos y dificultad respiratoria. El período de incubación no es del todo claro, pero los síntomas se presentan entre 1 y 5 semanas después de la exposición al virus.


En caso de presentarse estos síntomas se recomienda acudir de inmediato a un centro asistencial. En el peor de los casos se requerirá de apoyo ventilatorio. Se recomienda guardar la calma, ya que en la mayoría de los centros clínicos se cuenta con elementos necesarios para realizar exámenes de sospecha y se derivará al paciente a un centro de referencia en caso de requerir mayor apoyo médico.