Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

¿Fatiga crónica?

Especialistas del Instituto de Medicina de Estados Unidos proponen cambiar el nombre a “enfermedad sistémica de intolerancia al esfuerzo”.

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
¿Fatiga crónica?

Aunque en Chile no hay estudios que determinen su prevalencia, se estima que en Estados Unidos el síndrome de fatiga crónica –también conocido como encefalomielitis miálgica-  afecta a unos dos y medio millones de personas. Se trata de una enfermedad debilitante que deteriora significativamente la calidad de vida de quienes la padecen.

Un comité independiente de expertos designados por el gobierno de Estados Unidos acaba de calificarla como una “enfermedad legítima”, que tiene síntomas claros y que los médicos debieran tomar en serio. Es más, el Instituto de Medicina de Estados Unidos que realizó el informa propone que el síndrome de fatiga crónica cambie su nombre por el de “enfermedad sistémica de intolerancia al esfuerzo” con el propósito de que se refleje mejor la gravedad de sus efectos en los pacientes.

Suzanne Vernon, directora del panel de expertos, asegura que este es un momento de cambio, en el que se puede diagnosticar la enfermedad y determinar entonces un tratamiento mucho más efectivo. Advierte que hasta ahora los enfermos han debido batallar para convencer a sus médicos que de verdad les sucede algo.

Los expertos afirman que en su forma más grave esta enfermedad puede consumir la vida de los afectos. “Es una enfermedad real y no es apropiado desestimar los síntomas de los pacientes”.

El informe preparado por el comité propone nuevos criterios diagnósticos. Así, según los especialistas- las personas que presentan el síndrome de fatiga crónica sufren de tres síntomas nucleares:

Pero, además, para el diagnóstico, el médico debe encontrar también una alteración de la capacidad de pensar y una incapacidad de permanecer de pie. Ambos síntomas mejoran si el paciente se recuesta.

Los médicos –advierte el comité- también deberían tratar los síntomas incluso si la persona no ha cumplido con el periodo de seis meses para el diagnóstico del síndrome de fatiga crónica.

El síndrome tiende a presentarse en personas de entre 40 y 59 años y es cuatro veces más frecuente en mujeres que en hombres. Su causa es desconocida aunque el año pasado un grupo de investigadores la vincularon con una inflamación de las células nerviosas del cerebro mientras otros opinan que los síntomas aparecen por una falla en la respuesta inmunitaria.

Aunque no existe una cura, los síntomas pueden tratarse.