Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Evita intoxicaciones por marea roja

Las festividades de Semana Santa generan que los chilenos consuman más pescados y mariscos. Por esto es que las precauciones en cuanto al consumo seguro de estos alimentos y la higiene en su manipulación son fundamentales para evitar daños sobre tu salud.

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
Evita intoxicaciones por marea roja

Una preocupación no menor es la que provoca en esta época la bacteria llamada vibrio parahaemolyticus, que junto a la marea roja son grandes causantes de la mayoría de las intoxicaciones alimentarias. "La toxina de la marea roja es termoestable, es decir, no se elimina con la cocción. Por lo tanto, cuando se identifica marea roja en alguna zona del país, la autoridad sanitaria prohíbe, en forma absoluta, la extracción de mariscos desde esa zona, asegurando de esta forma que los mariscos contaminados no lleguen a ser distribuidos ni comercializados y por tanto no lleguen a los consumidores", indica el doctor Juan Carlos Ríos, Director del Centro de Información Toxicológica de la UC (CITUC). De aquí la importancia de comprar mariscos y pescados sólo en lugares autorizados.

Las toxinas de la marea roja actúan de inmediato y puede causar la muerte del paciente sobre todo si se trata de la toxina paralítica. Otras toxinas son: toxina diarreica, toxina neurotóxica, toxina amnésica, entre otras.

"En el caso del vibrio parahaemolyticus,  la principal recomendación es cocer los mariscos antes de consumirlos al menos durante 15 minutos a temperatura mayor a 70°C. El vibrio parahaemolyticus, es una bacteria, por lo tanto requiere una reproducción en el intestino y la aparición de los síntomas se da varias horas después de la ingesta", agrega el académico.

 ¿En qué especies se presentan?

En el caso del vibrio parahaemolyticus, los mariscos, especialmente moluscos bivalvos, como ostras, almejas, machas, cholgas, ostiones, choritos, acumulan cantidades importantes del vibrión. En general, crustáceos y pescados no acumulan el vibrión en cantidad importante para causar infección, pero pueden alcanzar grandes cantidades de éste al dejarse sin adecuada refrigeración por unas pocas horas. La enfermedad se transmite por ingestión de cualquier alimento contaminado crudo o mal cocido.

En el caso de marea roja, la intoxicación en humanos ocurre por consumo de mariscos bivalvos (cholgas, choritos, almejas, ostiones y ostras, etc.), debido a que estos moluscos filtran el agua del mar de la que obtienen su alimento (plancton), acumulando las toxinas en sus glándulas digestivas y transformándose en verdaderos peligros si son ingeridos. En casos extremos bastan pocas unidades de moluscos para ocasionar una intoxicación grave.

Los mariscos afectados directamente por marea roja tóxica no sufren ningún tipo de alteración en sus características, de manera tal, que a "simple vista" no es posible detectar su nivel de toxicidad.

Síntomas habituales

"En intoxicaciones por vibrio parahaemolitycus, el cuadro intestinal es el más frecuente, caracterizado por diarrea acuosa y cólicos abdominales, que pueden ser acompañados por náuseas, vómitos, fiebre y cefalea. Generalmente,  las personas se recuperan luego de un período de aproximadamente 3 días, aunque esto puede variar entre 1 a 7 días. En los casos más severos, puede producirse un síndrome disentérico, caracterizado por heces sanguinolientas y fiebre alta", enfatiza el doctor Ríos. 

Cuando se trata de marea roja, los síntomas observados incluyen: Dolor abdominal difuso, náuseas, vómitos, decaimiento, cefalea, incoordinación motora, sensación de hormigueo del área peribucal, labios y lengua, hormigueo de las extremidades, dedos de las manos y pies. La toxina paralítica de la marea roja puede causar la muerte en forma muy rápida.

Recomendaciones para un consumo seguro de pescados y mariscos 

  1. Lávese las manos siempre antes de cocinar, especialmente después de manipular mariscos crudos.
  2. No coma ningún tipo de marisco crudo o mal cocido.
  3. Hervir los mariscos durante 15 minutos.
  4. Evite la contaminación cruzada. Esta contaminación se puede producir en mesones de trabajo, lavaplatos, etc. Además, puede afectar a cualquier alimento, como verduras crudas o cocidas, que tenga contacto con mariscos contaminados o sus residuos (conchas, agua usada en su limpieza u otros).
  5. Limpie siempre los mesones donde se manipulan y preparan los alimentos.
  6. Mantenga la cadena de frío de los alimentos.
  7. Enfríe rápidamente y refrigere los productos del mar luego de ser cocidos, si no son consumidos inmediatamente.
  8. No consuma mariscos cuyo origen sea desconocido.
  9. Recuerde que el jugo de limón no destruye la bacteria del vibrio parahaemolitycus.

¿Qué hacer en caso de sospecha de intoxicación?

Consulte en un centro asistencial si: