Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

El sol no es un villano

Exponerse a él es fundamental para la fijación de la vitamina D y el fósforo, dos minerales esenciales para la formación de los huesos.

facebook twitter

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
El sol no es un villano

Llega el verano y el mensaje acerca del peligro de la radiación solar asusta. Sin embargo, la exposición al sol es fundamental para la fijación de minerales esenciales para nuestro organismo.

“Efectivamente, en exceso es peligroso porque puede producir cáncer de piel. Pero hay que saber que exponerse a él por breves periodos no solo es saludable sino que es indispensable”, advierte el doctor Arturo Borzutzky, especialista en inmunología y reumatología pediátrica.

Este temor, dice, ha provocado que en el mundo haya cerca de mil personas con deficiencia de vitamina D, una cifra creciente, lo que favorece la osteoporosis en adultos y el raquitismo en niños.

El doctor Bortzutzky realizó un estudio en 109 niños que viven en Punta Arenas y comprobó que el 96% de ellos tiene déficit y que este era severo en el 62% de los casos. Esta carencia no solo debilita los huesos sino que puede favorecer el desarrollo de infecciones y otras enfermedades autoinmunes.

El especialista cuenta que tres meses sin sol bastan para que una persona vea drásticamente disminuida la cantidad de vitamina D en su cuerpo. Por eso, el equipo que encabeza, está trabajando en la Villa Las estrellas, en la Antártica, administrando gotitas de vitamina D sintética a 60 personas. En uno grupo se utilizan bajas dosis diarias y, en el otro, dosis altas semanales. El propósito es evaluar cuál de los dos caminos permite una recuperación adecuada de la vitamina D.

Tres meses sin sol bastan para que una persona vea drásticamente disminuida la cantidad de vitamina D en su cuerpo", dice el doctor  Bortzutzky.

¿Cuánto sol?

 Para sintetizar vitamina D, un habitante de Santiago –de piel blanca- debe exponer su cabeza al sol durante 12 minutos al mediodía del verano y 73 minutos alrededor del mediodía en invierno.

Para personas de piel oscura, el profesional sugiere multiplicar por 5 los minutos de exposición.

“Debe ser una exposición directa porque son los rayos UV los que ayudan a la síntesis”, afirma. Si no es posible tomar sol durante suficiente tiempo, es recomendable el suplemento de vitamina D considerada la vitamina más deficitaria en nuestro país.

Además del sol, la yema de huevo, la leche entera, los pescados grasos, entre otros alimentos, aportan –aunque en menor medida- vitamina D.

Otras razones para el déficit

  • El envejecimiento de la población: a partir de los 50 años, la producción de vitamina D en la piel, estimulada por la radiación solar, disminuye su efectividad  hasta el 20 % en comparación con personas más jóvenes.
  • Una dieta baja en vitamina D.
  • Creciente grado de sobrepeso y obesidad, lo que impide la síntesis de la vitamina, ya que al ser liposoluble, es atrapada por la grasa y hace que no pueda transformarse en los metabolitos más activos de vitamina D.