Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Diabetes: una enfermedad silenciosa

El 14 de noviembre se conmemora el Día mundial de la diabetes como forma de generar consciencia sobre la importancia de prevenir esta enfermedad que actualmente padece cerca del 10 por ciento de la población chilena.

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
Diabetes: una enfermedad silenciosa

Se estima que en el mundo hay más de 346 millones de personas con esta enfermedad. De no mediar políticas de intervención se proyecta que para 2.030 se podría duplicar esta cifra. Se eligió este día porque coincide con el aniversario del nacimiento de Frederick Banting, quien, junto a Charles Best, tuvo un papel determinante en el descubrimiento en 1.922 de la insulina, hormona que permite tratar a los diabéticos y salvarles la vida. 

Cerca del 15 por ciento de los diabéticos en nuestro país no conoce su condición y no controla adecuadamente la enfermedad. Lo que llama la atención es que cada vez es más habitual detectarla en pacientes jóvenes debido al sedentarismo, la obesidad y la mala alimentación. 

“Hay personas que pueden pasar mucho tiempo con diabetes sin evidenciar mayores molestias. Pero se debe sospechar en aquellas personas que están comiendo mucho, que toman mucho líquido por una necesidad imperiosa y que orinan constantemente. Esa es la triada clásica que puede diagnosticar a una persona diabética”, comenta el Dr. Manuel Moreno, nutriólogo de Red Salud UC. 

El Dr. Moreno advierte que de no ser tratada adecuadamente la diabetes puede provocar una serie de enfermedades asociadas. El principal afectado es el corazón, pues hay mayor riesgo de ataque cardíaco -la causa de muerte más frecuente en diabéticos-. Pero también afecta ojos, riñones (pudiendo llegar a una falla severa que requiera  diálisis), puede haber trastornos de circulación y de sensibilidad en las extremidades inferiores,  aumento de riesgo de trombosis o embolias, entre otras manifestaciones. 

Una vez diagnosticado, el diabético debe iniciar un tratamiento de manera inmediata de acuerdo al tipo de diabetes y según la severidad de la enfermedad. En el paciente con  diabetes tipo 2 -con frecuencia sedentario y obeso-, la realización de ejercicio físico por lo menos tres veces por semana, cuidar la alimentación de manera de evitar o tratar la obesidad, moderar la cantidad de azúcar refinada que se ingiere y aumentar el consumo de frutas y verduras que no tengan altas concentraciones de glucosa, colaboran eficientemente en la prevención y control de la enfermedad y sus complicaciones.