Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Prevenir enfermedades respiratorias

Nuestros especialistas te entregan ocho recomendaciones claves para evitar este tipo de infecciones.

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
Prevenir enfermedades respiratorias

Recién se inicia el invierno y las enfermedades respiratorias comienzan a atacar a las personas. A un periodo de sequía se ha sumado la explosión temprana del virus sincicial, episodios de alta contaminación atmosférica y, la erupción de un volcán que ha dejado una nube de cenizas sobre algunas localidades de nuestro país y en parte importante del hemisferio sur.

Respirar es una de las funciones autónomas de nuestro organismo. Es decir, se realiza independientemente de nuestra voluntad. Este aparentemente sencillo acto de inhalar y exhalar es el que permite llevar oxígeno a cada una de las células de nuestro cuerpo. Sin embargo, muchos factores pueden afectar esta función y causar o descompensar enfermedades con consecuencias que pueden ser leves o muy graves.

Múltiples estudios demuestran un aumento de la consultas –en periodos de mayor contaminación- por exacerbación de las enfermedades respiratorias crónicas y asma en los niños. “Asimismo se han comunicado incrementos de la mortalidad de causa cardiovascular y respiratoria posterior a los períodos de muy mala calidad del aire”, afirma el doctor Fernando Saldías, especialista en enfermedades respiratorias de la Red Salud UC CHRISTUS.

Este año, además de los días fríos y los virus, parte de nuestra población ha debido enfrentar la erupción de un volcán. “En este caso, los riesgos para la salud dependen del tamaño de las cenizas y de su capacidad para llegar a la vía aérea. También de la composición del material de la erupción que es variable de volcán en volcán y de erupción en erupción. Los volcanes también emiten gases, lo que asociado a la humedad puede provocar lluvia ácida, que puede irritar la mucosa de los ojos y de la piel. En cuanto a los efectos respiratorios, en general lo que se ve es una exacerbación de la enfermedad en pacientes con patologías crónicas como asma, fibrosis quística o enfermedad pulmonar obstructiva crónica. En algunas erupciones, por ejemplo en Japón, se ha demostrado un aumento del asma en niños y de síntomas respiratorios como de tos y expectoración en adultos. Lo más importante es que las personas que habitan en las zonas afectadas sigan las recomendaciones de las autoridades por cuanto el mayor daño es el provocado por el material piroclástico y las avalanchas”, concluye el especialista.

Recomendaciones

1. No fumar, principal factor de riesgo de morbimortalidad precoz prevenible en la población.

2. En la época del brote de las infecciones respiratorias, como ahora, evitar el hacinamiento y acudir a sitios muy concurridos como cines, centros comerciales o reuniones sociales.

3. Lavar frecuentemente las manos, por cuanto un enfermo que se ha tapado la boca al toser, trasmite el virus al saludar dando la mano.

4. Taparse la boca con el antebrazo al toser o estornudar.

5. Ventilar diariamente la casa.

6. Evitar los contaminantes intradomiciliarios como el humo del cigarrillo, el carbón o la leña.

7. Preferir medios de calefacción seguros y limpios.

8. En la medida de lo posible, no realizar actividad física al aire libre en los periodos de mayor contaminación. Esto es especialmente importante para quienes tienen enfermedades respiratorias y cardiovasculares pre-existentes.