Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

¿Cómo enfrentar el estrés post-traumático?

Desastre en la Región de Atacama expone a los afectados a un cuadro de estrés que puede afectarlos física y psicológicamente.

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
¿Cómo enfrentar el estrés post-traumático?

Los aluviones que azotaron el norte del país han afectado a miles de familias que han visto destruidas sus viviendas y arrasadas sus pertenencias. Una situación como esta –dicen los especialistas- puede desencadenar un estrés que afecta seriamente a las personas tanto en lo físico como en lo mental.

El psicólogo Humberto Marín, del Departamento de Psiquiatría de la Facultad de Medicina UC, advierte que las carencias derivadas del desastre más la falta de información clara y oportuna pueden generar incertidumbre, descontrol y angustia especialmente entre quienes están directamente afectados.

 “El principal trastorno que puede suceder es un cuadro de estrés postraumático (TEPT en español o PTSD en inglés), clasificado dentro del grupo de trastornos de ansiedad, el cual es una severa reacción emocional frente a un trauma psicológico extremo, aún cuando este ya no exista”, afirma. Se sabe –añade- que no todas las personas enfermarán, que algunas se recuperarán espontáneamente e incluso habrá quienes saldrán fortalecidos. Sin embargo, también habrá muchas  otras que necesitarán ayuda especializada

“No se puede predecir con absoluta certeza quienes enfermarán y quienes no, pero sí se conocen algunos factores que inclinarán la balanza hacia un extremo u otro. Por ejemplo, si velamos por entregar información certera y confiable, si apoyamos a los afectados con agua, techo y comida, si les entregamos seguridad, calma, sentido de eficacia grupal y los conectamos con redes de ayuda locales, les estaremos protegiendo frente al evento potencialmente traumático·, asegura.

El especialista explica que existen varias teorías de cómo se genera un trastorno de estrés postraumático, pues hay factores psicológicos, genéticos, físicos y sociales que intervienen. En lo sustancial el trastorno cambia la respuesta del cuerpo al estrés, afectando las hormonas del estrés y los químicos que transmiten información en nuestro cerebro.

“Este cuadro puede persistir por varios meses y presentar síntomas incluso varios años desde la vivencia del evento potencialmente traumático. Las fechas conmemorativas pueden aumentar el malestar”, dice Marín. Los principales síntomas son el recordar de manera reiterativa y angustiante lo ocurrido, experimentar reacciones físicas fuertes ante esa evocación. También puede aparecer una conducta de evasión e incluso la incapacidad de recordar aspectos importantes del trauma. Los afectados pueden perder interés en actividades normales y evitar el contacto con personas o lugares que le hagan recordar la situación.

Otro síntoma recurrente es dificultad para concentrarse, sentirse en hipervigilancia o más alerta y tener dificultades, falta de sueño o permanecer dormido.

¿Cuándo pedir ayuda?

Humberto Marín afirma que es normal que en las primeras etapas las personas experimenten síntomas como los enumerados. Sin embargo, si ellos permanecen en el tiempo sin disminuir en frecuencia ni intensidad es importante consultar con un especialista o pedir ayuda a las autoridades o profesionales de apoyo que permanezcan en el lugar de la catástrofe. “Es vital buscar una red de apoyo en el entorno cercano, personas que puedan hacer contención afectiva y brindar compañía, que permita expresar los sentimientos libremente y pedir ayuda”, dice el psicólogo.

 El profesional ha investigado sobre el estrés post-traumático y ha realizado asesorías acerca de cómo prepararse, enfrentar y recuperarse ante situaciones extremas.

 “No es la primera vez que nos hemos visto enfrentado a este tipo de acontecimientos por desastres naturales. Cualquier evento crítico trae consigo una respuesta humana de estrés que considera aspectos fisiológicos, emocionales y conductuales. Esto es normal y esperable. Lo no esperable es quedarse pegado en esta respuesta aun cuando el evento ya haya terminado”, añade el experto.