Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

¿Cómo cuidar nuestra piel del paso de los años?

A partir de los 24 años, terminando el crecimiento, se inicia una progresiva degeneración de la piel que se hace evidente en la cuarta década. ¿Cuáles son los motivos? Conócelos a continuación y entérate de cómo cuidar lo más posible tu piel.

facebook twitter

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
¿Cómo cuidar nuestra piel del paso de los años?

A partir de los 24 años, terminado el crecimiento, se inicia una progresiva degeneración de la piel que se hace evidente en la cuarta década. ¿Cuáles son los motivos? Principalmente dos, uno es el cromo-envejecimiento dado por el tiempo o la edad, y el más dañino, el foto-envejecimiento, otorgado por el sol y los factores ambientales.

A pesar de ello, es importante considerar que efectivamente se puede retrasar el envejecimiento de la piel con cuidados diarios que contemplan, entre otras cosas, la aplicación de cremas nocturnas (prescritas por un médico dermatólogo), una limpieza facial diaria y una foto-protección estricta potenciada por hábitos saludables como las dietas sanas y el deporte o ejercicio.

Programa de Rejuvenecimiento Facial no quirúrgico en Red de Salud UC CHRISTUS

  • Basado en una atención dermatológica en la que se realiza un diagnóstico dermatocosmético adecuado (primer paso para la realización de un tratamiento correcto y natural).
  • Realizamos un enfoque global serio, basado en la evidencia científica.
  • Nuestros principales tratamientos son: Botox, Ácido Hialurónico, Mesoterapia, Láser, entre otros.

También se pueden asociar terapias como el botox para educar a la musculatura y mejorar las arrugas de expresión, o rellenos como el ácido hialurónico, que permiten reponer el volumen facial perdido evidenciado en las ojeras o los surcos.    

La Dra. Natacha Quezada, dermatóloga de Red de Salud UC CHRISTUS, explica que “la calidad genética de la piel es sin lugar a dudas un factor influyente en la forma en que ésta envejece y en su capacidad de resistencia al paso de los años, sin embargo, el 60% o 70% de un buen envejecimiento de la piel dependerá del medio ambiente en el que se está inmerso, de las prácticas alimentarias y de los cuidados diarios que se mantengan de la misma”, destaca la especialista.

“A los cuidados mencionados, también podemos sumar terapias alternativas como el botox y el ácido hialurónico, o usar bioestimuladores como el ácido poliláctico y la policoprolactona, los que al ser aplicados mejoran la calidad de la piel estimulándola a producir más colágeno. La tecnología también puede ayudar y dependiendo del caso podemos utilizar láser, radiofrecuencias o ultrasonidos microfocalizados”, puntualiza la doctora Quezada.  

Según subraya la dermatóloga, normalmente, al ser estos últimos procedimientos no invasivos, sus complicaciones son menores y entre ellas solo se pueden encontrar como respuesta pequeños moretones o edemas transitorios. Sin embargo, hay que tener cuidado con aplicar a la piel productos de origen desconocido sin ISP puesto que en los peores casos podrían producir necrosis, granulomas y hasta ceguera.