Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Calidad del aire empeora en todo el mundo

Organización Mundial de la Salud alertó que en la mayoría de las ciudades del mundo la calidad del aire se ha ido deteriorando.

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
Calidad del aire empeora en todo el mundo

La OMS monitorizó la calidad del aire en 1.600 ciudades en 91 países y comprobó que casi el 90% de ellas presenta niveles de contaminación que superar los recomendados por la organización. Según el informe, unos siete millones de personas mueren cada año como consecuencia de la exposición al aire sucio, lo que representa uno de cada ocho fallecimientos en el mundo.

En Chile, en tanto, lo que parecía ser solo un problema de la capital del país se ha ido extendiendo también en regiones y ya se han impuesto medidas restrictivas en Chillán y Temuco, por ejemplo, ciudades en las que el uso de la leña como combustible es el principal responsable de la contaminación.

La dependencia de combustibles fósiles y de los vehículos de motor de transporte privado o el uso ineficiente de la energía en los edificios son algunos de los factores que contribuyen al aumento de la contaminación. 

 “Hemos visto que la situación empeora, sobre todo en países de crecimiento económico rápido, los llamados emergentes. En los industrializados, los datos no mejoran como venían haciéndolo en los últimos 20 o 30 años”, señala María Neira, directora del departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS. 

Además, el informe señala que las ciudades individuales pueden tomar medidas locales para mejorar la calidad del aire y, por lo tanto, ir en contra de las tendencias regionales. En este sentido, Neira señala: "Las políticas y estrategias eficaces se conocen bien, pero tienen que ser implementadas a escala suficiente. Ciudades como Copenhague y Bogotá, por ejemplo, han mejorado la calidad del aire mediante la promoción del "transporte activo" y dando prioridad a las redes dedicadas de transporte público urbano, a pie y en bicicleta".