Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Cubos mágicos maravillan a los niños

Los niños que deben estar hospitalizados por largos períodos también tienen derecho a jugar. Y es lo que transmite el profesor Takaaki Sonoda, doctor en físico-química, que dedica sus días a viajar por el mundo enseñando a los niños enfermos a hacer cubos-caleidoscopio con los que pueden entretenerse durante su permanencia en el hospital.

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
Cubos mágicos maravillan a los niños

El profesor Sonoda estuvo de visita en la Facultad de Medicina UC y trajo consigo su taller “Cubos mágicos” con los que maravilló a los pequeños pacientes del Hospital Clínico UC, el Hospital Josefina Martínez de Puente Alto y el Laboratorio de Neuro-rehabilitación Pediátrica del Centro Médico UC Lira.

Aunque es conocido por sus investigaciones científicas, la vida de Sonoda cambió cuando acompañó a su madre, enferma de cáncer, durante una larga hospitalización. Fue allí cuando se dio cuenta de que los niños con cáncer no jugaban y perdían gran parte de su niñez ocupados solo de su tratamiento. Se prometió entonces hacer algo por ellos.

En 2003 conoció la técnica de los cubos-caleidoscopios y se convirtió en un ferviente “misionero-caleidoscópico”, difundiendo este arte entre los niños hospitalizados del mundo entero.

Esta fue su primera visita a Chile, invitado por el Centro Down UC, que aglutina a académicos de distintas facultades en torno al desarrollo integral de las personas con Síndrome de Down. “Es muy bonito ver a cada niño feliz porque ha creado su propia obra de arte. Por eso, cuando termina el taller les pido a todos que miren dentro de los cubos de los demás, para que se den cuenta que el de cada uno es absolutamente original”, señala el profesor Sonoda, quien durante el taller pide que, por favor, no lo llamen así, sino “Misionero Caleidoscópico”.

La doctora Paulina Humeres, académica de Odontología UC y gestora de  la visita de Takaaki, expresa que esta experiencia significó “ver a nuestros pacientes y sus padres desde otra perspectiva, más allá de lo asistencial; los talleres fueron un momento de compartir con alegría como una gran familia, donde la creatividad de los niños nos conmovió a todos y nos deja la motivación y compromiso de ‘misionar con nuestros calidoscopios’ más allá de la experiencia vivida este fin de semana”.