Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

El Alzheimer podría convertirse en la segunda causa de muerte para el 2040

El aumento de la expectativa de vida se ha traducido en un incremento importante de las enfermedades relacionadas con la edad. La demencia es una de ellas y se proyecta que para el 2040 afecte a más de 75 millones de individuos en el mundo.

facebook twitter

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
El Alzheimer podría convertirse en la segunda causa de muerte para el 2040

El Alzheimer es la enfermedad neurodegenerativa más frecuente en el mundo. “Neurodegenerativa” significa que es una enfermedad lentamente progresiva e incurable que afecta a las neuronas y sus células de sostén, causando inicialmente su pérdida de función y luego su muerte.

Precisamente, para el 2040 se prevé que la segunda causa de muerte sean las enfermedades neurodegenerativas, entre ellas, el alzheimer. La explicación está en que el principal factor de riesgo para padecer una patología de este tipo tiene relación con la edad y nuestra población está experimentando un envejecimiento progresivo, cada vez con mayor proporción de adultos mayores.

Entonces, ¿de qué manera cuidar nuestro cerebro para disminuir los riesgos de padecer una enfermedad como esta? ¿Qué malos hábitos evitar, cuáles corregir o qué comidas preferir?

Síntomas

Los síntomas más frecuentes son:

  • Problemas asociados con la memoria a corto plazo.
  • Desorientación temporal y/o espacial.
  • Sutiles cambios en el ánimo o comportamiento.
  • Retraimiento social y/o síntomas ansiosos.
  • En la medida que la enfermedad progresa, se agregan alteraciones en la planificación, reconocimiento de personas y problemas conductuales.

El doctor Rodrigo Santibañez, neurólogo de nuestra Red explica que, “lo mejor para disminuir el riesgo de contraer una enfermedad como ésta o retrasar su edad de inicio es mantener hábitos de vida saludables, especialmente en la edad media. Dichas medidas se asocian con mantener una dieta sana y un peso adecuado, realizar ejercicio físico de manera regular, no fumar y moderar el consumo de alcohol, mantener una actividad intelectual constante (especialmente la realizada desde los 60 años en adelante) y cuidar cualquier otra enfermedad que el paciente pudiera padecer, especialmente aquellas que son crónicas como la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, la dislipidemia o patologías de salud mental como la depresión”, detalla.

El doctor señala, además, que en general, todo aquello que se ha mencionado como útil para cuidar el corazón, es también útil para cuidar nuestro cerebro.

Por su parte, la nutrióloga de nuestra Red de Salud, Verónica Irribarra, coincide con el Dr. Santibañez en que, “más que un alimento en particular, se ha demostrado que la adherencia a mejores estilos de vida que incluyan una buena alimentación, ejercicio y evitar factores de riesgo como el tabaquismo, promueven un envejecimiento más saludable y con mejor calidad de vida, sin embargo, llevar una dieta mediterránea aportaría en el enlentecimiento del deterioro cognitivo asociado a la edad, siendo efectivamente más beneficiosa en etapas muy tempranas, es decir, antes de que la enfermedad se manifieste”, subraya la especialista.

La Dieta Mediterránea se caracteriza por: