Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Almacenamiento y conservación de la leche materna

La leche humana es un alimento vivo, fresco, con muchas propiedades antioxidantes, antibacterianas, prebióticas, probióticas y estimuladoras del sistema inmune, además de nutrientes. Este alimento, cuando es almacenado, logra mantener sus cualidades, lo que lo convierte en el estándar de oro en alimentación infantil, muy por encima de la fórmula artificial.

facebook twitter

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
Almacenamiento y conservación de la leche materna

Regla de oro... ¡Nunca olvidar lavarse las manos! La leche materna que contiene menos bacterias al momento de extracción desarrolla menos crecimiento bacteriano durante su almacenamiento y tiene niveles más altos de proteínas comparados con la leche que tiene bacterias en abundancia.

Tabla de tiempos de conservación y almacenamiento

Temperatura ambiental 6 a 8 horas
Refrigerador 5 días
Congelada en un refrigerador de una puerta 14 días
Congelada en un refrigerador de dos puertas 3 a 6 meses
Congelador a menos de 20°C 6 a 12 meses

 

LECHE EN EL REFRIGERADOR

La capacidad bactericida de la leche humana almacenada en el refrigerador disminuye significativamente a las 48-72 horas. Sin embargo, estudios en la leche con muy poca contaminación en el momento de la extracción demuestran que es segura, con niveles bajos de crecimiento bacteriano en la leche a las 72 horas y hasta después de 4-8 días de refrigeración.

LECHE A TEMPERATURA AMBIENTE 

La leche fresca recién extraída puede ser almacenada con seguridad a temperatura ambiente (10-29°C). Las temperaturas más cálidas están asociadas con el aumento más rápido de bacterias en la leche almacenada. Para temperatura ambiente entre 27°C y 32°C, 3-4 horas puede ser un límite razonable. En el caso de leche muy limpia con muy pocas bacterias, 6- 8 horas a baja temperatura ambiente puede ser razonable.

LECHE EN EL CONGELADOR 

El congelar leche humana extraída (~-20°C) ha demostrado ser seguro por lo menos por 3 meses. Las vitaminas A, E, y B, proteínas totales, grasa, enzimas, lactosa, zinc, imnunoglobulinas, lisozima y lactoferrina, generalmente se preservan cuando se congela la leche humana. Unos cuantos estudios han encontrado una disminución significativa en los niveles de vitamina C en leche congelada después de 3 meses.

La leche humana congelada debe ser almacenada en la parte de atrás del congelador evitar el recalentamiento intermitente al momento de abrir la puerta del mismo. Todos los recipientes con leche humana deben de estar bien sellados para evitar la contaminación.

Después de que un recipiente se llena con leche humana, se debe dejar un espacio en la parte superior del recipiente para permitir la expansión cuando se congele. Los recipientes deben ser etiquetados con el día y hora en que se extrajo la leche. Se sugiere almacenar leche materna en volúmenes de 60-120 ml para evitar el desperdicio de leche descongelada.

Es mejor enfriar la leche recién extraída antes de agregársela a la leche almacenada más antigua. Puede que la leche humana almacenada tenga olor y sabor alterados debido a la actividad de la lipasa. El calentar la leche por arriba de 40°C no es recomendable ya que resultará en la pérdida de actividad enzimática.