Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Alerta sanitaria por fiebre Q

La causa una bacteria llamada Coxiella burnetti que se transmite de animales como vacas, ovejas y cabras al ser humano, principalmente a trabajadores que trabajan en contacto con ellos.

facebook twitter

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
Alerta sanitaria por fiebre Q

Un brote epidémico de fiebre Q en la región de Osorno llevó a las autoridades sanitarias a decretar alerta sanitaria también en La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos. El 79% de los 56 casos confirmados corresponde a trabajadores de plantas de producción lechera; 13% a sus familiares y 8% a trabajadores de la salud involucrados en su cuidado.

La doctora Cecilia Perret, infectóloga de Red de Salud UC CHRISTUS, explica que la bacteria es resistente al medioambiente persistiendo en él por tiempos prolongados y se disemina fácilmente lo que representa mayor dificultad para el control del brote.     

En el país se registró el primer y único brote anterior en 1998 y afectó a personas que estuvieron en contacto con ovejas infectadas provenientes de España.

“La transmisión se produce preferentemente a través de inhalación de gotas, aerosoles y polvo contaminado con fluidos corporales como orina, deposiciones o líquido amniótico de animales infectados con la bacteria, o por el consumo de leche no pasteurizada de estos mismos. También es posible la transmisión de persona a persona aunque ello es infrecuente”, dice la especialista.

Recomendaciones

Para prevenir la infección es indispensable adoptar ciertas medidas –especialmente entre los trabadores de planteles ganaderos- entre las que se cuentan:

  • Uso de elementos de protección personal como guantes, mascarilla, calzado de seguridad impermeable que impida el contacto con la piel, buzos de trabajo desechables y pecheras de goma. 
  • Pecheras de goma deben ser lavadas y desinfectadas cada vez que finalice una tarea. La ropa de trabajo debe ser lavada en la empresa, y no ser traslada a los hogares. No debe volver a usarse, si no ha sido lavada previamente (especialmente al cambiar de activida). 
  • Lavado de manos frecuente y cada vez que finalice una tarea.
  • Aseo y desinfección de instalaciones y todos los elementos existentes en las mismas. Incluye desratización y desparasitación permanente (garrapatas), como asimismo la disposición segura de residuos orgánicos de animales y elementos contaminados.  

Respecto de la población general se recomienda, la principal recomendación es no consumir leche o derivados que no estén pasteurizados.

La fiebre Q tiene dos fases: una aguda y otra crónica. 

En la fase aguda, el espectro de síntomas es muy amplio y puede confundirse con una gripe. Entre ellos: fiebre, malestar general, dolor muscular, diarrea.

El 60% de los pacientes puede complicarse con una neumonía y el 20% con hepatitis.

En la fase crónica pueden aparecer síntomas y complicaciones meses o años después de la fase aguda. La principal es la endocarditis que, en esta fase, afecta a entre el 60% y 70% de los infectados con la bacteria.

El mayor riesgo de que la infección evolucione a la fase crónica es para aquellas personas que tienen patologías cardiacas de base, enfermedades vasculares, insuficiencia renal, embarazadas y pacientes con inmunodeficiencia.

Tratamiento

“La fase aguda puede pasar sola, sin tratamiento, en personas previamente sanas. La mayoría de los pacientes puede ser atendida en forma ambulatoria. Solo requieren hospitalización quienes evolucionan con insuficiencia respiratoria por neumonía o complicaciones como meningitis o endocarditis, por ejemplo”, dice la doctora Perret. Explica que la terapia incluye antibióticos.