Toma tu Hora

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Presupuestos

El valor de la consulta y la forma de pago puede variar según tu previsión, plan de salud y médico seleccionado.

X

Resultado de exámenes

X

Aburrirse no es malo

Programar demasiadas actividades durante las vacaciones de tus hijos no es recomendable, ya que puede confundirlos respecto de lo que realmente les interesa hacer.f

facebook twitter

Red de Salud UC CHRISTUS

ver contenidos
Aburrirse no es malo

Campamentos de verano, talleres de arte o cocina, escuelas deportivas. Una, o tal vez todas las anteriores son actividades que se pueden desarrollar junto con los hijos durante las vacaciones escolares, particularmente las de verano –más largas y con mejor tiempo–, pero esto puede poner a los papás en serios aprietos.

En la mayoría de las familias el papá y la mamá trabajan y, obviamente, sus períodos de descanso son mucho menores que los de sus hijos. Y si ya es difícil hacer coincidir fechas, lo es mucho más mantener entretenidos a los niños.

No olvides

La seguridad de tus hijos es primordial. Por eso, a la hora de planificar actividades para mantenerlos entretenidos, es importante tomar en cuenta algunas medidas para evitar riesgos de accidentes.

  • El acceso a la piscina debe ser siempre supervisado por un adulto responsable. Si en tu casa cuentas con una, debes tener una protección de al menos 1 metro de alto, barrotes verticales que no permitan el paso de un niño y un mecanismo de cierre que el niño no pueda manipular.
  • Preocúpate de que utilicen protector solar en todas las actividades que realicen al aire libre.
  • Si la actividad incluye puzles o juguetes desarmables, asegúrate de que no tienen piezas demasiado pequeñas que puedan causar asfixia.
  • Los niños pequeños deben estar siempre acompañados de un adulto.
  • Disminuye, asignando un horario, el uso de todo tipo de pantallas.

El ocio, dicen los expertos, es fundamental para desarrollar la motivación interna, que es la que permite la verdadera creatividad. Es una oportunidad para contemplar la vida, la naturaleza, descubrir lo que nos interesa, para conocernos y dar paso a la creatividad.

La oferta que muestra el mercado es llenar las semanas de vacaciones con actividades supuestamente divertidas por las que –por cierto– hay que pagar. Sin embargo, los expertos en desarrollo infantil sugieren que programar demasiadas actividades no es conveniente, ya que, muchas veces, esto puede confundir a los niños respecto de sus propios intereses.

“Los papás deciden, en general, sin analizar mucho. Su preocupación es que los niños no se aburran, que no estén solos en casa, que no permanezcan ociosos. Se olvidan de que si se hacen cargo del tiempo libre de sus hijos, estos nunca aprenderán a tomar decisiones y no se harán responsables de sus intereses”, advierte Montserrat Sepúlveda, psicopedagoga de Red de Salud UC CHRISTUS.

Sugerencias

Es importante que los niños aprendan algo que sea beneficioso para su vida cotidiana y les dé mayor autonomía (una receta de cocina, su RUT, teléfono de los padres, algún deporte o tema de interés, entre otras cosas).

Es necesario, además, conversar con los niños acerca de las metas para el presente año y de la forma de mejorar áreas en las que presentaron dificultades escolares. Estar de vacaciones no es sinónimo de “no hacer nada” o “desconectarse del aprendizaje”.